Inundaciones y fuertes lluvias en La Habana y Pinar del Río, donde hay poblados incomunicados

Ríos de agua corren por las céntricas avenidas de G y Paseo, en el Vedado, y en la de 20 de Mayo, en el Cerro, en la capital de Cuba.

Inundaciones en la Calzada de 10 de octubre, en La Habana. IRENE PÉREZ CUBADEBATE

Zonas de La Habana sufren inundaciones a causa de las lluvias constantes que afectan al occidente de Cuba desde la madrugada de este viernes, mientras en Pinar del Río y la Isla de la Juventud se reportan los principales acumulados que deja la primera depresión tropical de la actual temporada ciclónica en el Atlántico.

De acuerdo con la agencia estatal Prensa Latina, ríos de agua corren por las céntricas avenidas de G y Paseo en la barriada del Vedado, y en la de 20 de Mayo, en el municipio del Cerro.

En zonas de la capital pinareña, en varios edificios el agua entró en la primera planta, mientras se reporta el desborde del río Cuyagüateje y el corte de viales, con la consiguiente incomunicación de las comunidades Isabel Rubio y Tenerías con la cabecera del municipio de Guane.

Según el Instituto de Meteorología, en las últimas 24 horas las lluvias fueron numerosas en el occidente y centro del país, aunque menos en el oriente.

El mayor reporte se produjo en la estación meteorológica de Punta del Este, Isla de la Juventud, con 155 milímetros, seguido de Isabel Rubio, en Pinar del Río, con 135 milímetros, y Nueva Gerona, Isla de la Juventud, con 129 milímetros.

La depresión tropical mantiene asociada una amplia y desorganizada área de nublados con lluvias y algunas tormentas eléctricas, las cuales se concentran al este de su región central, extendiéndose sobre el noroeste del mar Caribe, Cuba y sus mares adyacentes, así como Florida.

El área de bajas presiones posee una alta probabilidad de alcanzar un desarrollo ciclónico tropical en las próximas 24 a 48 horas, cuando se moverá lentamente hacia el nordeste a través del sudeste del Golfo de México, muy próxima al extremo occidental de Cuba.

Según los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), el organismo debe atravesar la península de Florida para emerger al Atlántico entre sábado y domingo previsiblemente fortalecida y con categoría de tormenta tropical. 

Este fenómeno meteorológico, que surge del remanente del Huracán Agatha, que causó al menos nueve muertos en México hace unos días, dejó atrás la península de Yucatán y está a unos 690 kilómetros (430 millas) de Fort Myers, en la costa oeste de Florida.

Genera vientos máximos sostenidos de 65km/h, justo en el límite para empezar a ser considerado una tormenta tropical.

Asimismo, las lluvias sostenidas de jueves y viernes han favorecido los 14 embalses de la provincia de Artemisa, que al inicio de la temporada ciclónica el 1 de junio solo alcanzaban como promedio el 42.56% de su capacidad de llenado total.

En Villa Clara se produjeron acumulados significativos también: Camajuaní (148mm); Vueltas (130mm); Embalse Santa Clara (Manicaragua) (126mm); Remedios (103.2mm).

El Instituto Nacional de Meteorología pronosticó que las lluvias continuarán en el occidente de la Isla. La Defensa Civil alertó a su vez del peligro de mayores inundaciones, pues el suelo está saturado por precipitaciones ocurridas en los últimos días.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%