Iniciativas del exilio exigen a Díaz-Canel abrir un canal humanitario para enfrentar al Covid-19

La pandemia ‘ha agudizado los problemas nacionales y llevado al país a una extrema crisis humanitaria’, advierte la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba.

Una bandera cubana en la entrada de una vivienda en La Habana. DIARIO DE CUBA

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC, por sus siglas en inglés) reiteró su solicitud formulada la pasada semana para que el Departamento de Estado de EEUU y al Gobierno de Cuba habiliten un canal humanitario que permita la entrada a Cuba de medicinas para el enfrentamiento de la escalada de casos de Covid-19 en el país, que hoy vive su peor momento.

«Es un hecho: Cuba es el quinto país del hemisferio y el 15 del planeta en niveles de contagio por la actual pandemia mundial. El Covid-19 ha agudizado los problemas nacionales y llevado al país a una extrema crisis humanitaria», subrayó la organización con sede en Miami en una declaración.

«Reiteramos la solicitud que formulamos la pasada semana al Departamento de Estado de que, al margen del hecho de que el embargo no incluye la venta de medicinas y alimentos, ofrezca una donación de ambos por valor de hasta 10.000.000 de dólares», precisó el llamamiento.

«Dicha donación debe ser distribuida de forma directa y verificable a los sectores más vulnerables del pueblo cubano a través de las diferentes denominaciones religiosas y sin discriminación alguna por motivos de raza, credo, ideología, genero u orientación sexual. Los cubanos radicados en Europa u otros países pueden también deben gestionar donaciones sobre esa misma base de los gobiernos de sus países de residencia».

La FHRC consideró que La Habana «tiene la obligación ética de aceptar esta ayuda de emergencia humanitaria y cumplir los estándares internacionales que se exigen en estos casos: las donaciones son gratuitas y en esa misma condición deben ser entregadas a las víctimas que además tienen derecho de saber quién las dona».

La Fundación remarcó su apoyo a las iniciativas de médicos cubanos del exilio «que se han ofrecido para ir a asistir a sus colegas, hoy abrumados por el flujo constante de contagiados por la pandemia y por miles de pacientes que acuden a ellos con otras graves dolencias en medio de esta crisis humanitaria».

Además, reclamó de las autoridades cubanas «que de inmediato autoricen la llegada de vuelos y transportes navales humanitarios, cuyas cargas pueden ser debidamente inspeccionadas, pero exceptuadas de impuestos aduanales. Esto es imprescindible para trasladar con suma urgencia a la Isla medicinas, alimentos y personal cubano adicional de salud que, aunque hoy radica en el exterior, están dispuestos a realizar tareas sanitarias de forma voluntaria en su patria durante esta emergencia humanitaria». 
 
La FHRC subrayó que «la Nación es una sola y debe salvarse con la solidaridad entre todos los cubanos. De cubano a cubano. Obstruirla constituiría un crimen de lesa humanidad. Esta tragedia puede ser una oportunidad para que cada cual pueda demostrar en la práctica su amor por el país por encima de toda diferencia». 

En el mismo sentido, una iniciativa en la plataforma Change.org exige al Gobierno cubano abrir un corredor de vuelos humanitarios «para que cubanos residentes en el exterior podamos viajar a Cuba y entregar productos de primera necesidad, sin restricciones aduanales, previa presentación de pruebas de estar vacunados contra la Covid-19».

Presentada a nombre de «Feministas cubanas», la petición recuerda que las tasas de vacunación e EEUU, sobre todo en el condado de Miami-Dade, donde se concentra la mayor comunidad cubana exiliada, sobrepasa el 40%. 

No obstante, subrayan, aunque las aerolíneas Southwest, JetBlue y American Airlines actualmente están vendiendo pasajes a Cuba, «las autoridades cubanas no permiten la entrada de estos vuelos, negando el derecho de ciudadanos cubanos a regresar al país en medio de una crisis humanitaria. Sin embargo, se han reanudado los vuelos a polos turísticos desde Rusia, donde la tasa de vacunación apenas sobrepasa el 8%, una cifra muy inferior a la de la mayoría de países europeos».

Esta misma semana, el Gremio Médico Cubano Libre exigió a las autoridades cubanas que reconozcan la emergencia en el sistema de salud pública de la Isla, agudizada con la crisis del Covid-19, en un mensaje publicado en sus redes sociales en el que también pidió la dimisión de Miguel Díaz-Canel y de toda la cúpula gobernante y solicitó ayuda de los organismos y organizaciones internacionales ante el colapso hospitalario.

«No podemos quedarnos tranquilos con lo que estamos viendo. Los centros de salud están colapsando, las instituciones ya no dan más. Hay una absoluta precariedad en los servicios de salud y nuestros colegas dentro de la Isla por mucho que se esfuercen no tienen con qué trabajar», dijo el doctor Emilio Arteaga Pérez en un video publicado en representación del gremio.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.