Inflación en EEUU durante marzo rompe récord de hace 40 años

Para el tercer mes del actual año el alza promedio de precios se situó en 8.5%

El crecimiento mensual de los precios de la gasolina fue de un 18.1%. (Foto: Periódico Cubano)

Los datos de la inflación en EEUU durante el mes de marzo fueron anunciados este martes por la Oficina de Estadísticas Laborales. La cifra de 8.5% del tercer mes del actual año, que rompió el récord de los últimos 40 años, no hace más que confirmar el encarecimiento sostenido de los bienes y servicios los residentes en EEUU están sintiendo.

El Índice de Precios al Consumidor de 8.5% anual significa que con relación marzo de 2021, los consumidores deben de gastar más dinero para comprar las mismas cosas. La presión inflacionaria es creciente, pues en febrero también se rompió el récord con 7.9%.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, los precios de la gasolina subieron un 18.1% contribuyendo en gran medida al dato de inflación general.

Igualmente, en la medida que la pandemia de COVID-19 está casi controlada en su totalidad, los precios de restaurantes, vivienda y otros servicios marcan máximos históricos con relación al 2020, año del inicio del coronavirus en EEUU.

Inflación en EEUU durante los últimos meses. (Foto: Foro Económico)

Otros que vieron alzas fueron los alimentos con una subida del 1%, así como los boletos de avión, el mobiliario, la atención médica y los seguros de vehículos automotores.

Tanto los alimentos como la energía están estrechamente ligados con la invasión rusa a Ucrania que ha incrementado las presiones sobre el mercado internacional.

Pooja Sriram, economista de Barclays, advierte que la guerra no tiene un final visible, por lo cual es de esperar que la inflación continúe subiendo. Barclays estima que la inflación anual sea del 6,4% en junio y baje un poco, al 4.4% hacia finales del actual año.

Por otra parte, un grupo cada vez más creciente de analistas ve crecer el riego de que la economía estadounidense entre en recesión.

Es probable que la actividad económica se contraiga ante la disminución del gasto de los consumidores en respuesta al alza de los precios. A esa disminución del gasto también contribuirá la Reserva Federal cuando aplique los anunciados aumentos de las tasas de interés. Una tasa de interés más alta significa que al pedir un crédito bancario las tasas de pago estarán más altas, igual pasara con créditos hipotecarios y automotriz. Ello desestimulará la adquisición de bienes.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%