El adoctrinamiento castrista no cree en estómagos vacíos. Aunque los cubanos tienen muchas dificultades para conseguir comida en medio de una crisis alimentaria agravada durante los meses de pandemia, los medios de prensa estatal continúan reflejando un país que no existe

El adoctrinamiento castrista no cree en estómagos vacíos. Aunque los cubanos tienen muchas dificultades para conseguir comida en medio de una crisis alimentaria agravada durante los meses de pandemia, los medios de prensa estatal continúan reflejando un país que no existe.

La oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN), publicó un tuit este domingo en el que invitó a celebrar el aniversario 60 de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR), organización barrial que constituye el principal sistema de vigilancia y delación de la dictadura. La desfachatez mayor del medio de propaganda, es que pidió a los ciudadanos que prepararan en casa la “caldosa”, un plato tradicional cubano que precisa todo tipo de viandas y carnes.

“Este año la COVID-19 no permitirá celebrar en los barrios el Aniversario 60 [de los] CDR como lo sabemos hacer los cubanos: ¡en grande!”, comenzó el tuit de la ACN.

Al medio estatal no le bastó con repetir la ficción de que los cubanos –en su mayoría sumidos en la apatía y la decepción con el sistema político– celebran en masa algo relacionado con los CDR, ni tampoco achacar la suspensión de la fiesta solamente a la amenaza de la pandemia. También publicó una receta para que las familias supieran cuáles ingredientes echar en el condumio.

“Pero desde casa puedes hacer tu caldosa para no pasar por alto la tradición. Aquí te dejamos la receta”, publicó la agencia, que recomendó añadir alimentos inexistentes en Cuba o de muy difícil obtención por estos meses: tasajo, carne de cerdo, tocino, maíz tierno, aceite, malanga…

“También vendría bien la indicación de donde comprar los ingredientes (voy a fingir que no leí lo del tocino). Luego me pregunto, ¿la persona que publica esto está consciente de la situación actual de crisis?”, cuestionó el ciudadano Carlos Mario Domínguez.

La escasez de alimentos ha apretado tanto al cubano, que ni el régimen se atrevió este año a montar su teatro para “festejar” otro aniversario de los CDR. Oficialmente, se indicó que no hubiese caldosa ni música, para alivio de muchos cubanos en los pocos lugares donde todavía esa actividad se hace y a la que hay que ir, si no quieres que los vecinos castristas te marquen como “desafecto y antisocial”.

El gobierno seguramente prefirió el bajo perfil para la fecha “cederista”, a que el pueblo estallase, apesadumbrado entre el hambre y la incertidumbre del coronavirus, si a la dictadura se le ocurría armar el performance anual.

Al recién estrenado “coordinador nacional” de los CDR, el espía Gerardo Hernández Nordelo, había anunciado previamente que “la conmemoración” debe ir acompañada de “la disciplina y el aislamiento, en cumplimiento de las medidas para enfrentar la pandemia de COVID-19”.

Los CDR –al que se ingresa automáticamente y no se puede rehusar sin el riesgo de caer en la mira de la Seguridad del Estado, la Policía y los vecinos castristas recalcitrantes–, fueron fundados el 28 de septiembre de 1960. Desde entonces, la organización ha sido brazo oficial para poner en la puerta de los cubanos, lo mismo a un delator, que un acto de repudio por pensar distinto al castrismo, o la campaña de turno impulsada por el gobierno.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.