Impresionante cola para comprar aceite en Alamar: “Un surtidor de COVID”

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba / Habana
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

“Estoy seguro de que no tienen aceite para toda esa gente”

En medio de la pandemia de COVID-19 los cubanos hacen largas colas para comprar productos básicos. (Foto: Alejandro Mainegra Reyes-Facebook)

El aceite es otro de los productos que desapareció en la Isla; tenerlo ya es un privilegio reservado para pocos. Cuando aparece, a los cubanos no les queda otra opción que sumarse a la cola y olvidarse de que están viviendo el peor momento de la pandemia de COVID-19.

A través de las redes sociales circulan imágenes impactantes de una aglomeración en Alamar para comprar aceite. No se puede llamar de cola o fila, porque no lo es. Son personas desesperadas que se amontonan con la esperanza de alcanzar el producto.

“Oye sí! Un vecino aquí dice que estuvo desde las 5am hasta las dos de la tarde para comprar dos pomos de aceite y que le pidieron hasta la libreta de abastecimiento”, confirmó la reportera independiente Luz Escobar en el post publicado en Facebook por Alejandro Mainegra Reyes.

Ante la cantidad de personas, muchos se cuestionan la posibilidad de que todos hayan podido comprar. No sería la primera vez que los cubanos hacen fila desde horas de la madrugada y al final vuelven a casa con las manos vacías.

“Estoy seguro de que no tienen aceite para toda esa gente, máximo 100, en Luyanó sacan para 50 solamente, qué te puedo decir?”, comentaron en la publicación.

La impresionante cola no es para entrar a una tienda en Moneda Libremente Convertible (MLC), según varios internautas. La venta “es en pesos, por la libre pero presentando la libreta de abastecimiento. Es la nueva modalidad en La Habana, aunque en otras provincias así se compra ya el jabón, champú, aceite, etc. Horrible”.

Entre tantas personas, como es de esperar, es imposible mantener el distanciamiento social. En tiempos de COVID-19 escenarios como este resultan en extremo preocupantes.

“Dentro del Farcon, NADA! Fuera del Farcon, COVID”, escribió alguien sobre lo que estaba ocurriendo en el Falcón Centro Comercial Mercado de Alamar. “¡Qué horror! Esa cola del hambre es también un surtidor de COVID!”.

Hace solo unas horas, el gobierno cubano decretó la fase de transmisión comunitaria de la pandemia de COVID-19 en el país, ante el aumento sin precedentes de los niveles de contagio y de la tasa de incidencia de la enfermedad durante los últimos 15 días.

Las autoridades de salud han reportado la presencia de la cepa Delta del nuevo coronavirus en Isla, la cual consideran responsable del aumento tanto de pacientes en estados crítico y grave, como de los fallecidos y los brotes familiares.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.