Uno de sus familiares confirmó a ADN Cuba que harán los trámites pertinentes para repatriar el cuerpo a la isla y poder darle un entierro

Esta semana se identificó el cuerpo de un joven cubano, Jorge Rafael Rosales Bruzón, asesinado a balazos en Costa Rica el pasado 8 de octubre.

Pese a que ha transcurrido casi un mes de su fallecimiento en la Calle Fallas de Desamparados, San José, ahora es que su familia y amigos en Cuba se enteraron del lamentable suceso.

Uno de sus familiares confirmó a ADN Cuba que harán los trámites pertinentes para repatriar el cuerpo a la isla y poder darle un entierro.

Fue el pasado 9 de octubre, que Diario Extra informó sobre una balacera en el barrio Desamparados de la capital de ese país, que terminaría con la muerte de Rosales Bruzón, de 36 años.

En esa fecha, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica señaló que se desconocía la identidad de la persona, pues no portaba documentos y nadie se había acercado a la morgue para hacer el reconocimiento.

Según relata ese medio, el incidente ocurrió en la noche, mientras los vecinos del lugar dormían, pero algunos se levantaron por el escándalo de tiros.

Al salir de sus casas luego de los ruidos, encontraron a la víctima en la calle y llamaron a la Cruz Roja.

Entonces, Alexander Morales, supervisor de la Central de Control y Monitoreo de la Cruz Roja, explicó a dicho periódico que al llegar a la escena le realizaron maniobras al paciente para tratar de reanimarlo, sin embargo, este no respondió y segundos después lo declararon fallecido.

La inspección preliminar de los investigadores que hicieron el levantamiento del cadáver señala que el muchacho recibió al menos dos disparos, uno en la cabeza y otro en el abdomen.

Nuestro equipo investigó que el joven era vecino del barrio Belén, en La Habana y había migrado a Costa Rica desde marzo de este año.

Actualmente el cuerpo se encuentra en una morgue de ese país centroamericano a la espera de ser reclamado.

Ya se reportan varios casos de cubanos muertos fuera de la isla en busca de un futuro mejor.

A finales de abril de este año, Osnei Rodríguez Ramos, un cubano de 48 años, murió tras sufrir quemaduras en su renta en Ciudad Juárez, México, donde explotó un tanque de gas. 

Los cubanos ya se quejaron durante el año pasado del peligro que sufren en esa y otras ciudades de México por el crimen organizado.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.