Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Humberto López… ¡El Pinocho de los dinosaurios!

Luis Dener arremete contra el vocero del régimen Humberto López, quien desde la emisión estelar del noticiero televisivo del oficialismo lleva semanas intentando desacreditar a opositores, artistas y periodistas independientes

Humberto López… ¡Te la rifaste! Hace rato que te veo en el cristal del noticiero, haciendo el papel de limpiapecera. Ahí, tratando de limpiar la caca de los dinosaurios. Atragantándote, pilón.
 
Tú eres el nuevo payaso. Por eso no te había prestado atención, pero ya me toca dedicarte tres minutos.

Tú hablas de contrarrevolución vieja y gastada, contrarrevolución que se repite y se repite, pero lo único que está viejo, gastado y que se repite es la diarrea verbal tuya.

Todos son enemigos. Todos son de la CIA. Todos son mercenarios, anexionistas, terroristas, violentos. ¡Amá, amá! Le están pidiendo a los americanos que nos invadan… ¡Snif, snif, snif!

Eso no es nuevo chama. Eso es la misma muela de cuatro o cinco generales que también están viejos y gastados. Ahí lo único nuevo es que se buscaron a un “nuevo” perrito lamebotas: ¡Tú!

Pero déjame decirte algo, Humberto, tú usas ese tonito arrogante, medio cínico, presitonto, pero se ve a la legua que el corazón tuyo es chiquitico. Se ve que tú eres un niñito bitongo, un merenguito. 

Te digo esto porque estás difamando a personas que te superan a todos los niveles: nunca tendrás la valentía de Maykel Osorbo; a ti jamás te van a profesar el cariño que le profesan a Luis Manuel; jamás vas a llegar al nivel intelectual de Omara Urquiola o Carlos Manuel Álvarez; nunca vas a tener el prestigio internacional que tiene Tania Bruguera.
 
De hecho, si en algún momento podías llegar a tener algo de las cositas que mencioné, tú solito te pusiste la soga al cuello. No fue que te metiste en un pantano, no. Ahora mismo, tú eres el verdadero pantano y la gente que te mencioné son el futuro de Cuba por ley natural. 

Los jefes tuyos van pa´bajo. Eso lo sabe todo el mundo. La prueba es que te están poniendo a hablar de los que ellos jamás han querido a hablarle al pueblo. Y es más, a ti que te gusta hacerte el presitonto, piensa: ¿por qué te ponen a ti ahora a decirle al pueblo lo que ellos nunca han querido decirle, así, todos los días, a toda hora?

Piensa merenguito, piensa…

Porque se quedaron solos. Rusia les quitó el apoyo, las ratas están huyendo del barco, Maduro va en picada, la comunidad europea les dio la espalda, los empresarios también, el coronavirus de vuelta, andan sin plata. Se quedaron solitos.

Lo único que tienen para mantenerse es lo que estás haciendo tú, confundir al pueblo, engañarlo, meterle miedo. Al pueblo que tú, Raúl y Canel saben que está a punto de tirarse pa´ la calle. O sea, ustedes están tratando de apagar el fuego con un cubo de gasolina.
 
Pero además, Humberto, vamos a ser políticamente incorrectos. A ti que te gusta hacerte el presitonto, piensa, merenguito, piensa. Imagínate por un momento que todas las mentiras que tú dices fueran verdad. 

Imagínate que todos estos muchachos tuvieran las conexiones que tú dices y fueran amiguitos de gente fuerte en el gobierno norteamericano, amiguitos de gente fuerte en la Unión Europea, amiguitos de los mokongos, de los grandes medios de comunicación.
 
Eso querría decir que estos muchachos, que son el futuro de Cuba, ya están conectados con el mundo, ya tienen el apoyo y el respeto del mundo. Y repito, son el futuro.

¿Dónde vas a quedar tú en ese futuro, Humberto, cuando tus jefes viejitos guinden el piojo o cuando los arranquemos de la Plaza de la Revolución? ¿Dónde, eh? 

Tu eres un puntico rico Humberto y no te asustes, que a ti no te va a pasar nada. Ese va a ser tu castigo, que no te pase nada, que en la Cuba del mañana tú seas la nada.

A no ser que, a lo mejor, el presitonto soy yo. A lo mejor yo soy el merenguito y tú eres el verdadero agente de la CIA. ¿Será, Humberto, será que tú eres un pícaro pilluelo de la CIA y estás cogiendo de puchimbá a los viejitos dinosaurios?Sí, porque lo que tú hablas tiene el efecto contrario. Ya todo el pueblo conoce por primera vez a los contrarrevolucionarios, a los artistas, a los periodistas independientes, al exilio. Y mira tú, los que están dentro de Cuba andan asombrados porque están recibiendo del pueblo amor, respeto, cariño. Les piden selfies, autógrafos.
  
A Iliana Hernández un taxista no le quiso cobrar el otro día. ¡Yo creo que hasta le propuso matrimonio! ¡No! Y se está armando una campaña de apagar el televisor a la hora del noticiero. #NTVmiente#YoApagoYoAhorro.

¡Humberto! Estás logrando que miles de jóvenes dejen de ver el noticiero. Pillín, yo creo que tú eres la CIA. 

Pero bueno, si no eres de la CIA, entonces eres dos veces tonto porque estás haciendo un trabajo perfecto, pero sin cobrar, sin hacerte de un Mercedes, de un Pent-house en Miami. De hecho, sin poder entrar a Miami más nunca en tu vida. 
 
No obstante, eso de que la CIA les paga a estos muchachos es totalmente falso. El dinero más sucio, el dinero más cochino de este ajedrez político es el que estás cogiendo tú, porque a ti sí te pagan los que le han caído a golpes a esos muchachos.

A ti te pagan los que han metido a esos muchachos en los calabozos, los que le inocularon VIH a Ariel Ruiz Urquiola, los abusadores de mujeres, los que tiran veneno, los que llegaron al poder con terrorismo, los que han llenado a América Latina de narcotráfico, guerrillas y violencia.

A ti te pagan los que hoy tienen a Cuba en la miseria. Ese el dinero más cochino del mundo. Así que reza por ser de la CIA, que si no, Humberto, vas a ser la nada por el resto de tu vida. Payaso…

Escrito por Luis Dener

Tomado De ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: