Huevos podridos contra su negocio, nueva agresión a la familia del preso del 11J Andy García

Roxana García advierte al régimen cubano que aunque esté acostumbrado a que todos cedan a sus amenazas, ‘no nos va a callar’.

Roxana García Lorenzo denuncia la vandalización de su local de trabajo. ROXANA GARCÍA LORENZO / FACEBOOK

Roxana García Lorenzo, hermana del preso político del 11J en Santa Clara Andy García Lorenzo, denunció que la barbería donde ella y su esposo Jonathan López trabajan sufrió la noche del martes una agresión con huevos podridos.

«Esta es la barbería por la cual multaron a Jonathan», denunció la joven en una directa a través de su muro de Facebook, en la que mostró al menos dos huevos rotos en la entrada del local, erigido al fondo de una zona de edificios.

«Miren como amanece este lugar. Con huevos podridos reventados allí, con una peste increíble. (…) Tenemos turnos de trabajo a partir de las 9:00AM. Yo soy manicure, Jonathan es barbero», explicó Roxana.

Jonathan apuntó por su parte que la ubicación de su lugar de trabajo «como que molesta un poco» en el barrio. Pero aclaró que «no estamos haciendo nada ilegal (…) y ellos lo saben», subrayó, en referencia a la Seguridad del Estado.

«Me recuerda lo que le hicieron a Yunior García cuando estaba aquí en Cuba», agregó, en referencia a la vandalización con tierra y una paloma muerta de la entrada de la vivienda del dramaturgo cubano, exlíder de la plataforma cívica Archipiélago, hoy exiliado en España.

A pesar de su turbación, Roxana aseguró: «No nos van a quitar la tranquilidad. Se lo informo a la Seguridad del Estado, que está viendo esto, a las ciberclarias y todos los demás. A nosotros no nos van a callar, déjense de hacer y deshacer con nuestras vidas como si fueran de ustedes. Nosotros no les pertenecemos. El hecho de que estén acostumbrados a que todo el mundo ceda a las amenazas que hacen, que sabemos que son capaces de cumplirlas, no nos va a callar».

«No somos pagados por nadie. Nos ganamos el dinero con nuestro trabajo. No vamos a vivir de remesas ni del dinero del ‘imperialismo yanqui’, como dicen ustedes», subrayó.

Agregó que Andy García fue impedido de hacer el martes la llamada telefónica que le corresponde por reglamento debido a que fue agredido y amenazado «porque no tendió bien la cama» en el penal. «Ahora está por segunda ocasión sin llamadas», señaló.

Esta es una de tantas acciones de hostigamiento que ha sufrido la familia después que comenzaran a reclamar justicia para Andy. Desde que este fuera detenido en julio por manifestarse, además de detenciones y hostigamiento, han sufrido actos de repudio ante su vivienda y multas de inspectores estatales.

Hace apenas 20 días, el padre de Andy García Lorenzo, Nedel García, fue apuñalado durante una disputa suscitada por las ofensas de otra persona contra su hijo.

Aunque el agredido está fuera de peligro, los familiares del preso político han denunciado que el atacante está libre.

Las agresiones presuntamente fortuitas son parte del arsenal represivo del régimen. Días atrás, Bárbara Farrat, madre de otro preso político del 11J en La Habana que ha sido constante en sus denuncias de las irregularidades que comete el régimen en los procesos contra los presos, tuvo que impedir que dos desconocidas le arrebataran su teléfono. Las mujeres la agredieron en plena calle, la golpearon y se dieron a la fuga tras la alerta de los vecinos, denunció Farrat.

«Se desaparecieron en cuestiones de segundos. No apareció nunca un patrullero, no apareció nada. Yo sé que el objetivo era quitarme el teléfono y no lo lograron. Esta es la única forma que tenemos para defendernos. Y si de contra nos van a quitar el arma, imagínense», acotó al final de su denuncia.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%