Como si no fuera suficiente con la propuesta de alimentar a la población con tripas y mondongos, ahora llegan los huesos sin nada de carne.

Este miércoles circuló por las redes sociales una imagen de huesos desprovistos de carne, luego de que el usuario de Facebook Ruben Carrillo hiciera un post, compartido varias veces debido a la indignación que provoca.

Carrillo puntualizó que se trata de una foto tomada en una carnicería estatal cubana y precisó detalles: “29 DE SEPTIEMBRE 2020. TIENDA LA ESTRELLA CARRETERA ZULUETA DESPUÉS DEL CUPET EL MILAGRO”.

Puntualiza que esa fue la oferta de esta tarde: “HUESO Y PELLEJO DE PUERCO NO MÁS”.

Las reacciones de los afectados (tanto directos como indirectos que tienen a sus familias en Cuba) alcanzaron tono de denuncia, sin dejar de apelar a cierto sarcasmo.

Algunos usuarios apelaron a la ironía para decir que seguramente la carne de estos huesos se la comió Trump porque en Estados Unidos “no hay”.

Otros consideraron que se le achacaría una vez más al bloqueo la escasez de alimentos en Cuba, aun cuando se fomenten iniciativas mal recibidas como la distribución de tripas, mondongos, vísceras y subproductos de gallinas decrépitas (no aptas para la producción de huevos).

“Qué pena…Pobrecita nuestra gente, las masas ya sabemos quién se las comió”, escribió una usuaria. Otro dijo que aun cuando las autoridades dicen que la carne es para los niños, el panorama en las escuelas es otro. Compartió la foto de una bandeja de chícharos y comentó: “La carne es para los niños”. Le contestaron: “El plato preferido de los niños es chícharos mal elaborados”. 

Estas “subsidiadas” entregas de huesos en carnicerías cubanas llegan luego de las críticas que generaran las declaraciones del ministro de la Industria Alimentaria, Manuel Santiago Sobrino Martínez, sobre el aprovechamiento de las tripas de cerdo y res para consumo de la población cubana.

Aun cuando la prensa oficialista se ha volcado a defender esta propuesta, mediante promoción de “recetas”, la indignación crece en redes sociales: “No es fácil no me gusta ni ver eso”, cree una usuaria. Mientras alguien más comenta: “Qué falta de respeto????Dios hasta cuándo” y otros afirman que la carne se la comen los dirigentes.

El pasado 17 de septiembre la emisora estatal Radio Bayamo publicó un artículo en su página donde afirma que el consumo de tripas es “una tradición en la mesa del pueblo”.

Según el texto, el consumo de “morcillas criollas” forma parte de la cultura cubana, “una cultura de la que nos alimentamos hoy, que es parte de nuestra identidad. La califican además como una tradición llegada a Cuba desde la colonización de España, “la tierra que probablemente más usa la tripa en el mundo”.

Hoy más que nunca es pertinente, en el contexto cubano, la frase “hacer de tripas corazón”

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.