Huelguista de San Isidro llama a movilizar rechazo al servicio militar

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El más joven de los activistas que protestaron pacíficamente en la sede del Movimiento San Isidro (MSI) convocó a movilizar el rechazo popular al servicio militar obligatorio en Cuba

Osmel Adrián Rubio Santos, el más joven de los activistas que protestaron pacíficamente en la sede del Movimiento San Isidro (MSI) por la liberación del rapero contestatario Denis Solís, convocó a movilizar el rechazo popular al servicio militar obligatorio en Cuba, para él una forma forzosa de empuñar armas a favor de la dictadura.

“Amigos quiero hacer algo y necesito que me apoyen y que me den sus consejos por favor. Algo que a muchos de sus familiares jóvenes les va a beneficiar, pero quisiera que me dijeran cómo puedo hacer, pues quiero recoger la firma de todos los jóvenes cubanos que no estén dispuestos a empuñar armas a favor del régimen de la dictadura”, escribió Rubio en su perfil de Facebook este sábado.

Según afirmó el joven, sitiado por un operativo permanente de vigilancia policial que le impide salir de su vivienda, al igual que el resto de los manifestantes de San Isidro, el único objetivo del servicio militar en Cuba es “matar cubanos”.

“Acepto ideas y sugerencias. De todos modos, voy a abrir una página”, anunció en su post, donde ya ha recibido comentarios de varios cubanos sobre su iniciativa.

Desde su negativa a pasar el Servicio Militar, Osmel Adrián ha sido acosado y amenazado por el régimen. El domingo 18 de octubre fue detenido por casi dos horas al salir de la sede nacional de las Damas de Blanco, en Lawton, adonde había acudido para dar a conocer en las redes sociales una nueva citación que le hicieron llegar las autoridades militares. 

Ello, como seguimiento a la carta que en septiembre entregó en el Comité Militar del municipio Cotorro, en La Habana, negándose a pasar el servicio militar bajo el actual régimen cubano.

En la misiva, el joven expresó claramente que no empuñaría armas para defender al régimen comunista y que si alguna vez «empuñara armas» sería para «tumbar la dictadura cubana».

Durante días fue uno de los acuartelados en la sede del MSI que emprendieron una huelga de hambre. En su caso, además de solidarizarse con la causa de Denis Solís, quería manifestar su objeción de conciencia ante la obligatoriedad del servicio militar en la isla.

Tras el desalojo forzoso del que fueron objeto todos los manifestantes, el joven ha sido víctima también de actos de repudio y ataques por parte de vecinos y elementos movilizados por los órganos represivos del régimen. 

En la madrugada de este miércoles, vecinos castristas lo agredieron lanzando piedras contra su vivienda. “Estoy siendo atacado en estos mismos instantes, después me llaman terrorista, mis mismos vecinos atacándome tirando piedras para mi casa”, denunció el joven de 18 años.

Según afirmó recientemente a Radio Televisión Martí, mientras más hostigamiento y represión haya en su contra, más firme permanecerá en sus ideales. “Más fuerza, más apoyo le voy a brindar a todo el que está en contra del sistema cubano”, subrayó.

Tomado De ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.