Hospital cubano niega intoxicación de niños por galletas con drogas

“La nutrición de estos recién nacidos es con leche materna, fresca, directa de su mamá o leche materna de banco”

El centro de salud recordó que en su sala de terapia intensiva solo son ingresados niños recién nacidos, alimentados con leche materna. (Collage: Periódico Cubano y Hospital ginecobstétrico ‘Ramón González Coro’-Facebook)

El hospital ginecobstétrico ‘Ramón González Coro’, ubicado en el Vedado, en La Habana, desmintió la supuesta intoxicación de niños cubanos por consumir galletas con drogas, una información que circulaba en la Isla a través de WhatsApp.

En un comunicado, publicado en su página en Facebook, el centro de salud recordó que en su sala de terapia intensiva solamente son ingresados “recién nacidos de muy alto riesgo, graves, críticos, prematuros, de muy bajo peso al nacer o con múltiples morbilidades”, los cuales son alimentados de forma exclusiva con leche materna.

“La nutrición de estos recién nacidos es con leche materna, fresca, directa de su mamá o leche materna de banco si su mamá se encuentra hospitalizada en otra institución”, explica la nota.

Por su parte, “los recién nacidos sanos se encuentran desde la primera hora de vida junto a su mamá con lactancia materna exclusiva hasta el egreso del hospital”, aclaró la institución para luego asegurar que la noticia difundida en WhatsApp es falsa y tiene objetivo “desacreditar la salud pública cubana”.

Un mensaje reenviado a través de la mencionada aplicación de mensajería indicaba que cuatro niños se encontraban “ingresados en terapia intensiva en el González Coro”, por ingerir galletas que contenían drogas. Sin embargo, la información resultaba contradictoria pues, según la persona que grabó el audio, no había ningún menor residente en La Habana con síntomas, aunque el centro de salud se encuentra en la capital.

En respuesta al post, varias personas destacaron la labor de la institución y aseguraron haber identificado datos erróneos en el audio compartido. “Yo sabía que esa información era falsa, ya que ese hospital es un materno, no un pediátrico. Agradecida de haber estado allí en mis dos ingresos y excelente atención”.

“A mí no me preocupó la mentira, está más que claro que fue mal construida, ni sabían que el González Coro no es un pediátrico, pero sí hay una realidad que me preocupa … Ahora mismo está circulando mucha mercancía importada y uno no sabe hasta dónde la mala intención de las personas pueda llegar”, escribió otro usuario.

Hace unos días, el periódico local Invasor, de Ciego de Ávila, informó sobre varios niños en la provincia con reacciones “anafilácticas”, tras ingerir Nimesulida, un medicamento importado y contraindicado para los menores.

El mencionado fármaco se comenzó a utilizar en ese territorio para “bajar la fiebre” debido a la escasez de medicinas en la Isla, y la imposibilidad de adquirirlas a través de la red de farmacias del Estado.

“Las personas que lo están vendiendo lo promocionan como Dipirona, Metamizol o Duralgina, y los padres, por desconocimiento, lo compran y se lo dan a los niños para bajar la fiebre; más ahora que hay alza de enfermedades que producen fiebre elevada como las arbovirosis, el síndrome boca-mano-pie, herpangina y las enfermedades diarreicas agudas por rotavirus”, explicó la doctora Arisney Jiménez Herrera.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%