Honduras y México reabren la tubería para la exportación de médicos cubanos

La Habana y Tegucigalpa anuncian una nueva era en sus relaciones, tras la asunción de la izquierdista Xiomara Castro.

Médicos de Holguín que serán exportados a México. DIRECCIÓN PROVINCIAL DE SALUD DE HOLGUÍN / FACEBOOK

Los aliados de La Habana vuelven a abrir las puertas a sus «misiones» médicasHonduras anunció que en poco más de un mes llegarán a ese país sanitarios exportados de la Isla. Ello, mientras las brigadas que parten rumbo a México son despedidas por las autoridades cubanas.

De acuerdo con el vicecanciller hondureño, Tony García, «el primero de septiembre está programada la llegada de las brigadas médicas y este mes se firmará un acuerdo con la Secretaría de Salud para que este ansiado apoyo cubano en los campos de la salud sea lo más pronto posible».

En presencia del ministro cubano del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, quien visita ese país en las últimas jornadas, el funcionario aseguró que «nos da mucha alegría y mucha satisfacción para el pueblo hondureño que las brigadas médicas vuelvan a Honduras a cooperarnos en salud».

El anuncio se produce luego de que La Habana y el nuevo Gobierno hondureño de la izquierdista Xiomara Castro firmaran un memorando de entendimiento para fortalecer las relaciones bilaterales.

«Se nos abre con este memorando la posibilidad de transitar por nuevos caminos de colaboración en materia de ciencia y tecnología, de programas de alfabetización y de intercambio de becas, entre otros», dijo el ministro hondureño de Relaciones Exteriores, Eduardo Enrique Reina, citado por EFE.

«Cuba tiene mucho que enseñar en el campo de la salud y la educación pública, pues allí ha obtenido conquistas y logros universalmente reconocidos, y espero que este valioso acervo sea un ingrediente fundamentalmente en esta nueva etapa que arranca», agregó.

De acuerdo con Malmierca, el memorando «representa el renacimiento y fortalecimiento de los lazos de hermandad, solidaridad y cooperación entre Honduras y Cuba», y aseguró que el programa de cooperación en materia sanitaria entre los dos países, «se truncó por el golpe» de Estado del 28 de junio de 2009 contra el entonces presidente de Honduras, Manuel Zelaya, quien ahora es asesor de Xiomara Castro, su esposa.

En 2020 La Habana envió una pequeña brigada médica a Honduras para enfrentar el Covid-19, apenas un año después de la suspensión de un convenio sanitario que databa de 1998 y que Tegucigalpa decidió no renovar.

La venta de servicios profesionales, principalmente médicos, es la fuente más importante de ingresos del Gobierno cubano, que se queda con al menos el 75% de lo que pagan en salarios los países de destino.

El régimen cubano busca reactivar ese negocio pese a las críticas que ha recibido de diversas organizaciones, gobiernos y por relatores de la ONU, que han advertido que las «misiones» podrían calificar como trabajo forzado.

Mientras, la Dirección Provincial de Salud de Holguín compartió en su muro de Facebook fotos de la despedida a los sanitarios de ese territorio que integrarán la brigada de 500 profesionales que La Habana enviará a México. El reporte no precisó cuándo partirán hacia el vecino país.

A fines de junio, se supo que la entidad de Salud de México buscará enviar a esos médicos a zonas alejadas y pobres del país —a donde los especialistas mexicanos han rechazado acudir—, y planean hacerlo sin un empleo fijo ni prestaciones.

Según el medio mexicano Animal Político, el acuerdo firmado el 8 de mayo en Cuba entre Jorge Alcocer, titular de la Secretaría de Salud de México, y José Ángel Portal Miranda, titular del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de la Isla, señala que «los médicos no tendrán una relación laboral» con la institución para la que vayan a colaborar.

Al regreso de su visita a La Habana en mayo pasado, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunció la contratación al Gobierno aliado de unos 500 médicos cubanos, que serían enviados a dar atención en zonas alejadas y marginadas a donde los especialistas mexicanos se niegan a acudir.

El asunto causó indignación entre un sector del personal de salud mexicano, algunos de cuyos integrantes aseguraron que no van a esas zonas aisladas porque no existen las condiciones para ejercer su labor ni para garantizarles su seguridad.

A finales de mayo, un juez mexicano emitió una orden preliminar contra los planes de López Obrador de contratar a los 500 médicos especialistas cubanos. Según una copia de la orden, el Gobierno no ha demostrado que los médicos tengan la capacidad ni la capacitación necesaria para practicar su profesión en México.

Los autores de la demanda contra los planes del mandatario también argumentaron que la mayor parte del salario que se paga a los médicos podría ir a las manos del Gobierno cubano y no a las de los profesionales. «Su contratación es irregular, al favorecer las condiciones de esclavitud moderna e incluso trata de personas», señalaron.

En 2020, el Gobierno de López Obrador contrató personal médico de Cuba para enfrentar la pandemia de Covid-19. Recientemente, legisladores cubanoamericanos pidieron al Gobierno federal investigar las presuntas violaciones por parte de México del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (T-MEC, por sus siglas en inglés), que dicha contratación podría haber implicado.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%