Holguín: otra niña muere por negligencia médica

Convulsionando y deshidratada, al llamar a una ambulancia la madre, le dijeron que no tenían ninguna para enviarla

Los servicios de urgencia médica (SIUM) no la fueron a buscar al puesto médico (Foto: Collage Lisandra Rodrigez-Facebook)

En la provincia Holguín otra niña ha muerto como consecuencia de la negligencia médica y del abandono del estado a sus ciudadanos. La lamentable noticia fue confirmada por Lisandra Rodríguez, la madre de la menor, quien a través de su perfil de Facebook realizó la denuncia con el objetivo de que casos como este “no vuelvan a suceder”.

De acuerdo al texto de la publicación, la pequeña de alrededor de tres años y residente en un poblado de ese territorio norte oriental, presentaba un cuadro clínico complejo, con la presencia de vómitos y debilidad general.

“La llevé tres veces al puesto médico, la primera vez me la medicaron y me fui para mi casa porque el médico dijo que tenía que observarla, y los vómitos eran más constantes. Volví al cabo de dos o tres horas con mi niña más débil y me dijo que no estaba deshidratada y que no me podía remitir para el pediátrico porque él no podía pasar por encima de su ética de médico y me la mandó para la casa”, explica Rodríguez.

En el post, con fecha 2 de octubre, se dice que todos estos hechos acontecieron el 1ro del mismo mes, un día gris y lluvioso, motivo por el que la madre regresó a su hogar al no tener un medio de transporte propio y vivir alejada del centro hospitalario provincial.

“A la hora de estar en mi casa mi hija empezó a ponerse más mal, cuando llegué al puesto médico mi hija estaba con falta de aire y tuve que esperar que se levantaran con mucha calma y me la atendieran”, refiere sobre la lentitud y falta de profesionalidad de los galenos de guardia, los cuales aún no han sido identificados.

Post de denuncia de la madre de la menor fallecida en Holguín (Foto: captura Lisandra Rodrigez- Facebook)

Según sigue contando la holguinera, en la madrugada y de nuevo en el puesto médico, donde no había ni un suero de rehidratación, la niña comenzó a convulsionar y presentaba falta de aire, al llamar al Sistema Integrado de Urgencia Médica (SIUM) le respondieron que no tenían carro para ir a buscarla, que no podía hacer nada, a la vez que colgaron.

Fue entonces que, a las 2 AM, la familia recurrió a alquilar una “máquina” particular dedicada al transporte de pasajeros. En el trayecto al hospital convulsionó cuatro veces, y sufrió un paro cardiorrespiratorio, resultado del cual llegó muerta, dice desconsolada la madre quien agrega que cuando tenía a su hija fallecida, fue que le avisaron que iba a ir la ambulancia a recogerlas.

“Esto lo escribo con mucho dolor y casi sin poder de los nervios, pero solo lo escribo para que haya justicia y no vuelva a suceder”, refiere en medio de su dolor indignada Lisandra.

La noticia se ha vuelto viral y hasta el momento de redactar esta nota cuenta con más de 5 mil reacciones y 3700 comentarios donde se lamenta la pérdida de una vida tan joven por la irresponsabilidad de los médicos y la pésima atención de los servicios de salud cubanos.

Una vez más, es el pueblo quien paga las consecuencias de un estado fallido, que prioriza recursos para la compra de patrullas o la construcción de hoteles, en vez de los servicios básicos como es la salud pública.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%