Una cubana ha denunciado la falta de acción y apoyo de la policía en la búsqueda de su padre, un anciano de 81 que desapareció en la mañana del 9 de octubre del reparto Lutgardita, en el habanero municipio Boyeros, hace casi un mes.

Anay Zumeta, hija de Alberto Zumeta Díaz, dijo en declaraciones a Cubanet que su padre salió de la casa entre las 9:30 y las 10 de la mañana del citado día a un kiosco cercano a buscar aguacate y piña, pero nunca regresó. Explica que en las primeras horas no se preocuparon porque era capaz de recorrer varios sitios hasta encontrar lo que buscaba. Sin embargo, al ver que a la hora el almuerzo no había regresado, salieron a buscarlo familiares y amigos.

En el puesto les dijeron que había estado allí y una vecina lo vio también caminando por la calle. Finalmente, tras una búsqueda infructuosa que se extendió a lo largo de todo el día, formularon la denuncia en una unidad de la policía a las 2 de la madrugada del 10 de octubre.

Desde entonces pegaron fotos en diferentes lugares de la ciudad y argumenta que la búsqueda por parte de la familia y de amigos no se detuvo, pero se queja de que por parte de la policía “no hubo ninguna acción”.

“Después de las quejas que yo establecí en la unidad de la policía, fue cuando por primera vez viene una persona a mi casa y me dice que es la instructora”, explica Anay, y añade que la oficial le dijo que “estaban investigando”.

“Es imposible que usted pueda realizar una investigación donde usted no tenga ningún tipo de elemento. Cómo estaba vestido, cómo salió, a qué hora salió, de qué enfermedades padece”, se queja la mujer, que no se explica qué era lo que estaba investigando la policía.

Recuerda la doble importancia que tiene el paso del tiempo en el caso de una persona tan mayor, que puede enfermar y morir por falta de atención en la vía pública, en caso de que se haya desorientado o esté deambulando.

“La investigación no es esperar, sencillamente y llanamente, a que aparezca un desaparecido”, reclama Zumeta, quien considera que el sistema de búsqueda de desaparecidos en Cuba “no funciona”.

“No es posible que se realice una denuncia y que durante 13 días el órgano donde usted realiza la denuncia no busque nada. Estos mecanismos se deben activar de manera inmediata y no con esa lentitud, a esperar que alguien reporte, a esperar que alguien lo vea o a esperar que la familia lo encuentre”, añade.

Anay Zumeta concluye que hay que verse en una situación similar en Cuba para percatarse de “la cantidad de ciudadanos que están necesitados de atención en la vía pública, que duermen en parques, en bodegas en portales, que deambulan durante el día, que están tirados en estos lugares durmiendo y que nadie los recoge”.

“Eso te demuestra que hay algo dentro de ese sistema de búsqueda que está establecido, que realmente no está funcionando. Si no, no existieran tantos deambulantes”, concluye la mujer, que no pierde la esperanza de encontrar a su padre.

En información enviada a CiberCuba por los familiares, hace varias semanas, en el momento de su desaparición Alberto Zumeta vestía un pullover amarillo y un pantalón azul. “Bebo” -como también es conocido- es delgado, de piel negra y mide 1.80 metros de estatura.

Cualquier información se puede enviar a través de los teléfonos 7683 3514, 5995 7611 y 5281 2481. 

Durante la emergencia sanitaria del coronavirus en Cuba varios adultos mayores se extraviaron en La Habana. A mediado de junio un joven cubano que trabaja en el Hospital Clínico de 26, en La Habana, encontró y llevó de vuelta a su casa a un anciano que estaba en las inmediaciones del hospital y que llevaba varios días perdido. El hombre no había podido regresar a su casa, en Playa, porque no había guaguas.

Ese mismo mes, otro anciano desapareció durante varios días en el Cerro, y una sobrina colgó dos fotos en Facebook pidiendo ayuda para localizarlo, porque su tío padecía demencia senil.

En agosto, otro anciano de 74 años y residente en el municipio de Marianao también desapareció y fue encontrado en buen estado de salud cuatro días después, en La Lisa. 

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.