Grettel y su abuela no cuentan con un hogar seguro donde pasar la noche

Anciana y su nieta viven en calles de La Habana por falta de un hogar seguro

“Hay casos peores”, fue la respuesta que emitieron las autoridades a una abuela y su nieta que viven en las calles de La Habana.

El caso de Grettel, una niña de 11 años, y su abuela de 60 fue compartido en Facebook por la usuaria Ariadna Núñez Lugo, quien al verlas durmiendo en la esquina de Carlos III y Oquendo las invitó a pasar la noche en su casa.

“A las 10:30 p.m. no habían ni comido ni se habían bañado, las traje para mi casa para auxiliarlas, es una niña cariñosa y muy tímida”, comentó Núñez Lugo, agregando que la pequeña hace sus tareas en el policlínico Van Troy.

Sin dar detalles, la internauta comentó que la anciana y la niña no son aceptadas en la casa donde deberían vivir y por ello se la pasan vagando en las calles de la capital, solo en algunas ocasiones les permiten regresar a pasar la noche.

Núñez Lugo agregó que las afectadas tienen un expediente abierto en seguridad social desde hace mucho tiempo, pero solo reciben negativas cuando van a pedir una solución inmediata a su problema de vivienda.

“Para mí no hay peor caso que una niña que no tenga comida, ni ropa, ni un lugar estable donde pueda tener una infancia feliz o ¿acaso los niños no nacieron para ser felices?”, expresó la usuaria.

Al finalizar Núñez Lugo pidió a los demás usuarios que se comparta la publicación para que más personas estén pendientes de ellas y les pueda ayudar con ropa y zapatos, principalmente a la niña.

“Ahora viene el frío y ni abrigos tienen, por favor compartan para que se haga viral y así quizás las entidades sociales se sensibilicen y las ayuden”, manifestó.

Entre los comentarios al post se informó que se puede contactar al número 53 24 9 156 para ayudar a la abuela y la niña.

Problemas de vivienda en Cuba

El desinterés de las autoridades en materia de vivienda ha provocado que un gran número de residentes en la Isla vivan en espacios que están al borde del derrumbe o no tengan casa.

Hace unos días fue compartida con la redacción de Periódico Cubano la situación de dos niños que desde hace más de tres años viven en la sala de terapia intensiva del Hospital Pediátrico Docente Luis Milanés Tamayo de Bayamo, en Granma, a causa del déficit de vivienda y equipo médico.

Otro caso es el ciudadano Javier Ramos Rojas, quien ha llegado al grado de protestar desnudo en la Plaza de la Revolución para que su familia pueda vivir en un hogar digno y no en uno que está al borde del colapso.

Tomado De Periodicocubano

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.