Hasta cinco millones de cubanos podrían obtener la nacionalidad española

Los descendientes de españoles asentados en Cuba durante la primera mitad del siglo XX pueden beneficiarse de la Ley de Memoria Democrática aprobada en España.

Colas para trámites en la Embajada de España en La Habana. DESMOND BOYLAN REUTERS

Unos cinco millones de cubanos podrían obtener la nacionalidad española a través de la recién aprobada Ley de Memoria Democrática, según estimaciones «conservadoras» de Ferrán Núñez, fundador de la Asociación Autonomía Concertada para Cuba, que reivindica la reunificación de la Isla con España, reportó Martí Noticias.

«Los datos contrastados del censo de población de 1933 indican que la comunidad española en Cuba era de 840.055 personas, de las que solamente 227.104 habían nacido en España. El resto eran hijos cubano-españoles y esposas cubanas, muchas de ellas hijas de españoles», asegura Núñez al medio.

Luego llegaría «una comunidad todavía mayor, al final de la Guerra Civil en España, en 1939», que elevó la cifra de españoles llegados «a casi un millón».

La descendencia de estos españoles son los cubanos que podrían aplicar a la recién aprobada ley.

El Congreso de los Diputados de España aprobó la ley la semana pasada, con 173 votos a favor, 159 en contra y 14 abstenciones.

Núñez explica que los requisitos para acogerse a la conocida como «Ley de Nietos», son «básicamente los mismos que la vez anterior». A partir de 2007 más de 150.000 cubanos obtuvieron la nacionalidad española con la ley que antecedía a esta.

«Pueden optar los descendientes de españoles nacidos fuera de España, que su padre o madre, abuelo o abuela, hubieran sido españoles y que, como consecuencia de haber sufrido exilio por razones políticas, ideológicas o de creencia, hubieran perdido la nacionalidad española», indicó el especialista a Martí Noticias.

También pueden aplicar los hijos e hijas de españoles nacidos en el exterior, y de mujeres españolas que perdieron su nacionalidad por casarse con extranjeros.

Ferrán Núñez aclara que la norma beneficia a «las abuelas y las madres españolas que quedaron fuera de la primera Ley de Memoria Histórica. Y también los hijos mayores de edad, que la vez anterior se quedaron fuera», explica el también director del periódico Españoles de Cuba.

Estela Marina Pérez, directora general del Grupo Aristeo (bufete de abogados cubanos asentado en Madrid), aconseja preparar rápidamente los documentos necesarios.

«Esta no es una ley de descendientes, pero contiene algo para que los descendientes y colectivos seleccionados obtengan la nacionalidad española. Lo más importante es prepararnos, porque hay todavía personas que no tienen la documentación, ni saben de dónde era su abuelo. Seguimos buscando inscripciones de nacimiento o de bautismo, y esto es algo fundamental en el proceso que se nos avecina», alertó la experta.

En relación con el futuro de la ley, si cambia el Gobierno en España en 2023, Ferrán Núñez recuerda que tanto el Partido Popular (PP, oposición de centroderecha) como VOX (ultraconservador) «dijeron abiertamente que la derogarían si llegan al poder».

Las elecciones generales de España serán en otoño de 2023. Casi todas las encuestas favorecen al PP como probable vencedor.

«El consejo es que hay que darse prisa y hacer la gestión, antes que esta ley se derogue, que es lo más probable que pase», advirtió Núñez.

La Ley de Memoria Democrática aún deberá ser confirmada por el Senado, antes de su entrada en vigor, aunque se prevé que salga adelante con el apoyo de los gubernamentales Partido Socialista y Podemos, y de otros grupos políticos.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%