Hasta 500 pesos cuesta un kilogramo de queso en Cuba: ‘Se les fue bastante la mano’

Las autoridades en Bayamo dicen que no pueden bajar el precio de los lácteos porque ya acumulan pérdidas de 80 millones de pesos.

El precio del queso en Cuba. LUIS CARLOS PALACIOS LEYVA LA DEMAJAGUA

«Primero el queso fundido estaba a 15 pesos el kilogramo, después a 30, ya uno lo veía un poquito caro pero tenía mejor calidad; después a 140 y actualmente a 300. Me parece que se les fue bastante la mano y que se debe revisar, porque dicen subir hasta y lo suben hasta; no hay término medio», dijo Norma Fernández Alfonso sobre el alto precio del queso en Bayamo, Cuba.

Según el periódico oficialista La Demajagua, el año pasado un queso Mozarela costaba en el mercado mayorista 168 pesos y Comercio lo vendía a 210, pero a partir del incremento del precio de acopio de la leche de 7,50 a 20 pesos, la industria elevó su precio a 399 pesos y Comercio a 500, y así ascendieron sucesivamente los diferentes renglones lácteos.

Fernández dijo que «no hay que ser analista para saber que son precios exorbitantes y que un trabajador que viva de su salario, no puede darse el lujo de adquirir ese producto. Si los precios siguen subiendo, ¿a dónde vamos a parar?, porque no es solo el queso, es todo, la ropa, el calzado». 

Por su parte, Julio César Rodríguez Tamayo, un dependiente del mercado ideal La Granada dijo que «con el precio anterior este queso ya no estuviera aquí, hubiera ‘volado’ en dos horas. La demora era cortar y pesar, y eso racionándolo a dos kilogramos por persona. Hoy compran media libra, una; otros el kilogramo. Se vende, pero más lento, por eso hay permanencia del producto«.

Vicente Díaz Sosa, segundo administrador del mercado ideal Jesús Menéndez, dijo que pese a la subida del precio «el queso se vende. En esta semana he buscado 300 kilogramos y todo ha salido. Demora unos cuatro días, pero sale; lo que sí existe el criterio entre la población de que está elevado el importe».

Sin embargo, para jubiladas como Eva Hilda Rodríguez Palomino el queso es un producto prohibido. «Con una pensión de 1.528 pesos, no puedo darme ese lujo. El precio está caliente, no todos podemos llegarle. A mí entre comida y medicinas se me va todo».

¿Por qué subió el precio del queso?

Yoandris Espinosa Infantedirector contable financiero en la Empresa de Productos Lácteos Granlac, de Granma, explicó a La Demajagua que la formación de precios se hace teniendo en cuenta los gastos en que se incurren durante el proceso productivo de los diferentes renglones y los costos de las materias primas. Esas últimas incrementaron significativamente su valor en el mercado internacional (la tonelada de azúcar refino subió de 7.817 dólares a 10.440) y,  sin embargo, en esa misma proporción no han estado los precios. 

«Para producir un kilogramo de queso empleamos de 10 a 13 litros de leche. Usted multiplica eso por 20 pesos y lo menos que debe costar un kilogramo es de 200 a 260 pesos«, dijo Olga María Aguilera Aguilera, jefa del grupo de planificación, precio y estadística de Granlac.

«Por normativas de Finanzas y precios tenemos establecido que solamente podemos tener hasta un 8% de margen de utilidad del total del costo, no podemos darnos el lujo de bajar esa normativa, porque muchos de nuestros productos, incluso los que van dirigidos a la canasta básica, fueron centralizados por el Ministerio de Finanzas y Precios, y el precio es muy inferior al costo, lo cual ocasiona pérdidas a la empresa que ya arrastra 80 millones de pesos«, dijo Aguilera.

Graciela María Carrazana Urquiza, directora económica del Grupo Empresarial de Comercio, dijo que los precios minoristas son una continuidad de los mayoristas. «A partir del precio para la venta yo establezco el precio minorista, aplicando un 20% a ese precio de venta, del cual un 10% va para al presupuesto del Estado y el otro diez es el margen de utilidad para sufragar gastos de transportación, salario de los trabajadores, electricidad».

«No tengo cómo modificar precios. Si la industria vende a un precio yo tengo que cumplir con mi margen comercial», agregó.

No solo el queso ha subido

«Es abusivo todo lo que está pasando y se es lento por parte del Gobierno en parar esa situación. Los jubilados estamos pagando las consecuencias y creo que algo urgente hay que hacer para no llegar a una crisis. Es duro ver cómo muchas personas mayores venden artículos de sus casas para poder comprar alimentos», comentó Jesús en el medio oficialista Cubadebate, que reprodujo íntegro el reportaje de La Demajagua.

Maritza dijo que hay que hacer una revisión a los precios en Granma porque «no sólo el queso, en Bayamo ha subido todo. Una comida normal en un restaurante es más de 500 pesos; una hamburguesa sin calidad y fría 55; un batido, 20 pesos. Yo gano 5.000 pesos y en electricidad, teléfono, agua, medicina que hay que comprar en la calle porque en la farmacia no hay, se va mi salario».

«El primer problema y que a mi como cubano me da vergüenza es que el azúcar se importe…. un país que su economía siempre dependió de la exportación de azúcar hoy tiene que importarla. Hay que optimizar el proceso desde que la materia prima llega a la industria hasta que el producto llega al cliente. Nuestras universidades técnicas forman miles de ingenieros industriales que incluso desde la etapa estudiantil trabajan en este ámbito pero ¿se aprovecha?», dijo Luis.

«Lo que tiene que hacer el Estado no es pagarle más al campesino por la leche, sino bajar los precios de los insumos, así pasa con los precios que le vende al agricultor como el petróleo, los fertilizantes, las cajas, etc. Por favor, acabemos de escuchar a otros economista de este país, sino seguiremos sin salir adelante en la economía, y el ordenamiento seguirá siendo un desastre«, opinó Rafaela Castellanos.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%