Habla la madre del niño cubano secuestrado por su padre y abuela en Miami

Foto: Captura de video

Yanet Leal Concepción, la cubana cuyo hijo fue encontrado en Canadá este domingo tras varios meses desaparecido, asegura que no puede estar más feliz.

El pequeño de dos años, Jorge «Jojo» Morales, fue secuestraron su padre y abuela en agosto pasado.

«Hablé anoche con él y no sabe nada de lo que está pasando… Le dije que él había estado de vacaciones y que tenía que contarme todo lo que él había hecho. Me dijo que estaba en una finca donde vivía Dios y que ahía tenía que vivir por siempre. Y le dije sí pero no quieres venir para acá, y me dijo sí, sí. y le dije ok, aquí también estamos con Dios», comentó la joven al canal de noticias América TeVé.

El auto en el que el padre del niño y la abuela lo trasladaron a Canadá había sido rentado en Hialeah Gardens con el nombre de otra persona. Las autoridades lo encontraron abandonado y con pertenencias del niño y los secuestradores dentro.

«No tengo palabras para describir lo que siento. No hay una palabra que pueda expresar todo, estoy tan contenta. Estoy emocionalmente en un estado… nunca en mi vida he estado tan feliz», dijo.

“Estoy tan feliz porque mi hijo está bien, me temí lo peor…Toda madre teme lo peor…era como si me dejara mi alma. Estoy tan feliz que no puedo dejar de llorar”, agregó.

Las autoridades lograron localizarlo gracias a una llamada de una persona que lo vio dentro de un Walmart en Canadá.

De acuerdo al reporte, el hombre estaba construyendo una cabaña dentro de un bosque para vivir con el pequeño, que padece de autismo.

“Este es otro ejemplo de cómo las fuerzas del orden locales, estatales, federales e internacionales, junto con la Fiscalía de Estados Unidos y la Fiscalía del Estado se unen para la seguridad de un niño y seguirán trabajando juntos para luchar contra la delincuencia”, declaró el jefe de la policía de Miami-Dade, Freddy Ramírez luego de que el pasado domingo el niño fuera hallado en buen estado de salud.

Yanet Leal había denunciado la desaparición a finales de agosto. En ese momento explicó que el padre del pequeño tenía un permiso de la corte que le permitía pasar los fines de semana con él en la casa de su abuela. Sin embargo la última vez no lo había regresado con ella.

“Esto es un dolor tan grande, tan grande, este es uno de los miedos más grandes de una madre. Nosotros llamamos al señor que les renta el apartamento, que vive con ellos también, y abrió la puerta y todo estaba vacío. Se llevaron todo”, explicó en ese momento.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%