Gritos de ‘¡Libertad!’ frente a la Policía: el hastío de los cubanos transformado en protestas

Falta de agua, hambre, dengue, escasez de medicamentos, se suman a los apagones que se generan a lo largo y ancho de Cuba.

Protesta en San Andrés, Holguín. ISMARAY BACALLAO/TWITTER

Con gritos de «¡Libertad!», residentes del poblado de San Andrés, en Holguín, se lanzaron a las calles este martes en la noche en otra protesta contra los prolongados apagones en Cuba y que llegó hasta la sede de la Policía.  

«El pueblo de San Andrés fue poco a poco cansándose de un apagón que ya sobrepasaba las 12 horas, entonces se lanzó a las calles con cacerolas y gritando libertad, libertad, libertad, a toda voz. Y se les fueron uniendo personas de todas las edades, por todas las calles del pueblo, frente a la unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), por dondequiera», contó a Radio Televisión Martí Dámaso Antonio Fernández, residente en ese pueblo.

«Eso fue sobre las 8:00PM y tuvo una duración aproximada de una hora, porque ya alrededor de las 9:00, rápidamente, las autoridades pusieron la electricidad», dijo Fernández.

Los constantes y prolongados cortes de electricidad se suman al incremento de los casos de dengue, el desabastecimiento de alimentos y medicamentos y la falta de agua potable.

«Los apagones en Nuevitas, Camagüey, abarcan casi todo el día. No se pueden cocinar los pocos alimentos disponibles, y ya el precio del saco de carbón vegetal alcanza los 500 pesos en moneda nacional», lamentó Olainis Tejeda Beltrán.

Dijo que padecen «hasta 16 horas diarias de apagón», que «el dengue campea por su respeto de una forma descontrolada» y que «apenas fumigan».

En Carlos Rojas, Matanzas, donde siguen los apagones, hay otros problemas, informó la activista Ania Zamora Carmenate, que tuvo este martes a una familiar internada por dengue en el hospital de Jovellanos, de acuerdo con su testimonio al medio de Miami.

«Mi nuera estuvo ingresada allí por dengue y con una fiebre muy alta. Le pusieron una aguja directa a la vena. Tampoco había un termómetro. En las farmacias no hay nada y tampoco hay nada que comer«, dijo la activista.

«Con los intensos apagones encima, acá en el barrio donde vivimos no han vuelto a fumigar más, a pesar de que se sabe que hay personas enfermas con dengue. Hoy amaneció la carne de cerdo a 350 pesos y la libra de arroz 80 pesos en moneda nacional«, declaró por su parte Yoel Acosta Gámez, periodista independiente que reside en Baracoa, Guantánamo, en relación a lo que allí sucede.

El martes, la estatal Unión Eléctrica (UNE) informó de una nueva avería en la termoeléctrica de Cienfuegos.

«El problema del apagón no implica, simplemente, que no tenemos luz eléctrica, también desde ayer en el pueblo no hay agua potable. Y lo increíble de la situación del dengue es que, como los hospitales han colapsado, llegas y te dicen que no hay capacidad. Para lograr el ingreso tienes que pagar por una cama», denunció desde Aguada de Pasajeros, Luis Alberto de la Nuez.

También en la ciudad de Santiago de Cuba los apagones siguen siendo prolongados. Eldris González Pozo lamentó, además, que «hoy en las farmacias no se puede ir a comprar medicamento alguno, porque no existen».

Desde Santa Clara, el periodista Guillermo del Sol, consideró que hay un agravamiento de los apagones.

«Los cortes del servicio han arreciado en las últimas 72 horas de una forma bastante agresiva en la ciudad, y en los municipios del interior aún es peor», advirtió.

El proyecto independiente de periodismo de datos Inventario ha registrado 92 protestas desde el pasado 29 de septiembre en 11 provincias. Al mismo tiempo, el régimen ha preparado su maquinaria de propaganda para criminalizar las manifestaciones pacíficas y el viernes pasado laFiscalía General de Cuba advirtió que está investigando las recientes protestas en el país y que los hechos delictivos «recibirán la respuesta jurídico penal que corresponda».

En un comunicado en el que no se cifra el número de investigaciones abiertas o sospechosos, la Fiscalía aseguró que se están estudiando presuntos delitos «relacionados con el incendio de instalaciones, la ejecución de actos vandálicos, el cierre de vías públicas con la finalidad de impedir la circulación de vehículos y personas, las agresiones y ofensas a funcionarios y fuerzas del orden y la incitación a la violencia».

La plataforma independiente Justicia 11J denunció que el número de detenciones a raíz de las protestas desencadenadas el 29 de septiembre en Cuba se ha elevado a 52 y 23 personas permanecen bajo arresto, según las verificaciones que han podido realizar.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%