‘Granma’ alaba el ‘poderío nuclear’ de Corea del Norte y su ‘fortaleza económica’

Los medios oficiales cubanos repiten la versión tergiversada de la historia nacional que Pyongyang difunde.

Cena en honor a Miguel-Díaz Canel de Kim Jong-un durante la visita del primero a Norcorea en 2018. AFP

El diario oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC), Granma, alabó los «triunfos» de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) en la celebración del 73 aniversario de su fundación, y elogió su «poderío nuclear» y la presunta fortaleza del país «en el plano económico, social, militar y científico».

En un texto titulado «Una realidad que niega el poder mediático occidental», el periódico señaló que mientras el mundo es «saturado de desinformación» sobre la vida en Corea del Norte, «la nación vive, trabaja, se desarrolla y construye su propia realidad, donde se entrecruzan dificultades y triunfos, y la unidad entre el partido, los dirigentes y el pueblo es la mayor fortaleza».

El texto, con motivo de la fecha nacional que el Partido del Trabajo gobernante celebra el 9 de septiembre, asegura que en estas «algo más de siete décadas, la RPDC, además de desarrollar su economía, y atender los problemas sociales de la educación, la salud y el trabajo, ha construido un verdadero muro de contención ante amenazas militares, con un desarrollo sereno y sostenible de su poderío nuclear, y por tener un ejército que ya ha hecho morder el polvo de la derrota a quienes han intentado agredir al país».

Los medios oficiales cubanos repiten la versión tergiversada de la historia nacional que Pyongyang difunde, según la cual el norte de la península coreana fue invadido por el Ejército de Estados Unidos, cuando en realidad fue la invasión norcoreana del lado sur lo que desencadenó la conocida como Guerra de Corea, que se extendió entre 1950 y 1953, y en la que participaron además fuerzas de la China maoísta.

La Habana y Pyongyang son estrechos aliados, y el Gobierno cubano ha sido acusado por violar el bloqueo de armas impuesto por Naciones Unidas al régimen de Kim Jong-un en represalia por el programa de armas nucleares y de misiles balísticos que desarrolla.

A mediados de agosto, el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Son-gwon, acusó a EEUU de inmiscuirse en los asuntos internos de Cuba e instigar las manifestaciones del 11J.

Horas antes, el Rodong Sinmun, el periódico oficial del gobernante Partido de los Trabajadores, publicó un editorial en el que subrayaba que los gobiernos de Corea del Norte y Cuba han mantenido «relaciones especiales de camaradas» en la lucha por el socialismo.

Ambos regímenes han mantenido estrechas relaciones desde que establecieron vínculos diplomáticos en 1960. Pyongyang ha estado buscando mantener vínculos más fuertes con sus aliados tradicionales en medio de un estancamiento en las negociaciones nucleares con Washington.

Fidel Castro visitó Corea del Norte en marzo de 1986 por invitación del fallecido dictador norcoreano Kim Il-sung. En 2018, Miguel Díaz-Canel encabezó una visita oficial a ese país, donde recibió honores del más alto rango.

Una investigación de la ONU de 2014 sobre los abusos a los derechos humanos en Corea del Norte concluyó que «la gravedad, la escala y la naturaleza de estas violaciones revelan un estado que no tiene ningún parecido en el mundo contemporáneo».​ El régimen de Kim niega estas acusaciones.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%