Golpeada por dos encapuchados en su propia casa una periodista independiente cubana

Los hechos se producen días después del allanamiento por la Seguridad del Estado de la sede del medio que dirige en Artemisa.

Las lesiones sufridas por Mabel Páez. ICLEP

Dos desconocidos con sus rostros encapuchados entraron a la casa de la periodista independiente Mabel Páez y le propinaron una golpiza el martes en la noche, apenas dos días después de que la vivienda fuera allanada por la Seguridad del Estado con la presunta intención de buscar al director ejecutivo del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP).

«Es la primera advertencia», le dijeron los hombres, según el testimonio de Páez, directora del medio de comunicación comunitario del ICLEP El Majadero de Artemisa.

La víctima contó a la organización independiente que los sucesos ocurrieron alrededor de las 8:30PM. «Mi hijo de 19 años acababa de salir y de pronto veo que por la puerta del frente entran dos hombres con gorros negros que me van arriba y la emprenden a golpes conmigo sin mediar palabras», detalló.

Los individuos no robaron nada de la casa, explicó. «No tengo enemigos. No puedo pensar en otra cosa de que los que entraron a mi casa y me golpearon son de la Seguridad del Estado o personas enviadas por ellos«, advirtió.

Tras la agresión, Páez se dirigió al hospital de la localidad, pero debido a la carencia de material fotográfico no pudieron hacerle una radiografía para comprobar que no sufriera fracturas, y solo le inyectaron para el dolor, aclaró la publicación del ICLEP.

Mas, mientras era atendida, un policía entró a la consulta y le quitó el certificado de lesiones que le había emitido el doctor, una prueba importante para cualquier denuncia de lo ocurrido.

«Todo fue una operación bien montada y calculada por la policía política. En este país no existen casualidades. Cuando Mabel le reclamó al policía que le diera el certificado médico, de repente entró otro hombre a la consulta a quien el policía le entregó el certificado. No cabe la menor duda de que ese hombre es un oficial de la policía política, que además le dijo a Mabel: ‘vete para la casa y descansa que va a ser mejor para todos'», explicó al ICLEP el periodista Juan Manuel Moreno, quien habló con la víctima.

El domingo último, dos miembros de la Seguridad del Estado y una pareja de agentes policiales habían entrado a la fuerza y sin orden judicial en la vivienda de Páez, supuestamente porque allí estaba en ese momento Alberto Corzo, director del ICLEP.

En esa jornada, los agentes impusieron retención domiciliaria a Páez y a su hijo, quienes ya habían sufrido similar mecanismo represivo entre el 13 y el 16 de noviembre para evitar su participación en la Jornada Cívica por el Cambio del 15N.

La represión contra los miembros del ICLEP subió de tono después que El Majadero de Artemisa publicara la muerte de un joven recluta cubano que se resistía a ingresar al Servicio Militar Obligatorio y a los seis días de su entrada a la unidad militar murió mientras realizaba trabajos de chapea. Esa información fue replicada por diversos medios independientes.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%