Gobierno mexicano no ha enjuiciado a los guardias que asesinaron a un migrante cubano

La carpeta de investigación lleva muy poco avance tras varios meses del tiroteo

El año pasado, agentes de la Guardia Nacional mexicana asesinaron a un migrante cubano en un punto de revisión (Foto ilustrativa: Guardia Nacional – Facebook)

El gobierno mexicano no ha enjuiciado a ni uno de los agentes de la Guardia Nacional que asesinaron al migrante cubano Cristóbal Cabreiro Ramírezcuando viajaba ocultó en una camioneta hacia Estados Unidos.

El mortal hecho ocurrió el 31 de octubre de 2021 cuando elementos de dicha fuerza de seguridad en México accionaron sus armas contra el vehículo, instantes después de que el conductor evadió un puesto de control en el estado de Chiapas y luego trató de embestir a los uniformados.

Además de Cabreiro Ramírez, quien tenía 35 años, en el vehículo iban siete compatriotas suyos, junto con personas oriundas del país africano de Ghana y un brasileño.

El migrante fallecido de manera clandestina abandonó Cuba, dejando atrás a una niña de tres años y un trabajo como guía de turistas, que en ese momento no le generaba ingresos por la falta de visitantes en la Isla a causa de la pandemia del COVID-19.

El medio mexicano Animal Político conversó con Cristóbal Cabreiro, padre de la víctima, quien desde La Habana ha tenido que enfrentar la muerte de su hijo, inclusive identificó el cuerpo a través de una videollamada.

“Hay un culpable, un asesino que hizo esto. Como se lo hizo a mi hijo se lo pudo hacer a cualquiera”, manifestó el progenitor.

Cristóbal Cabreiro no sabía que su hijo andaba de migrante en México y por eso fue muy sorpresivo cuando le notificaron sobre la muerte y le pidieron reconocer el cadáver a distancia.

“Da mucha impresión, no quise ver más fotos. Yo reconocí al hijo mío. Sé que las próximas que me iban a enseñar iban a ser más impactantes”, manifestó.

Yahima Gamiota Rivera, madre de la hija del indocumentado, comentó al medio que él le llamó desde México para contarle cómo iba su viaje hacia Estados Unidos.

“Me dijo que había tenido que cruzar todas las fronteras, que había pasado mucho trabajo, que había dormido en la tierra, que había estado en la selva, que había cruzado un lago, un río, que había tenido que coger un bote, una lancha, que estaba muy peligroso”, agregó la mujer.

Como todavía continúa la investigación acerca de la muerte del cubano, su cuerpo aún se encuentra en una morgue mexicana. Hasta el momento, se sabe que la Fiscalía General de la República (FGR) ya le practicó una necropsia como indica el Protocolo de Minnesota cuando se trata de ejecuciones extrajudiciales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio instrucciones para que los agentes involucrados fuesen puestos a disposición del Ministerio Público, pero a la fecha ni uno ha sido procesado.

La FGR cuenta con una carpeta de investigación contra el conductor de la camionera por el presunto tráfico de personas y también existe un segundo documento similar enfocado al asesinato, pero registra muy pocos avances.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%