Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Gobierno de Santiago de Cuba demolerá vivienda de una maestra y su hija pequeña

“No se fijó en las condiciones en que estoy viviendo con una niña chiquita, que no tengo dinero ni para comer”

Los inspectores le han impuesto dos multas y la amenazan con demoler su vivienda (Foto: Captura de pantalla de Youtube)

Los inspectores del Instituto de Planificación Física de Santiago de Cuba decidieron demoler la modesta vivienda de Yaneysi Dupuy Zamora y su hija de 10 años, construida hace dos meses en un terreno abandonado por el Estado, con los pocos materiales que pudieron encontrar en la calle.

Yaneysi Dupuy llevaba 13 años durmiendo en la sala de la casa de su abuela, según el reportaje publicado por el portal web 14ymedio. Ese era todo el espacio disponible para ella y su pequeña, hasta que levantaron una pequeña residencia en la calle Bartolomé Masón (San Basilio), esquina Peralejo, en el centro de Santiago de Cuba.

Ella es profesora de la Escuela Provincial de Artes y actualmente cursa además la licenciatura de Enseñanza Artística en la Universidad de Oriente. Se instaló junto a su hija en un descampado sin techo que fuera un edificio estatal, del que solo queda la fachada. El espacio fue aprovechado por otras familias que construyeron un total de nueve pequeñas viviendas con materiales recogidos de las calles.

“Este espacio estaba vacío, no había casi nada, solo basura y tres casitas de madera recién construidas. Me acerqué a una de las vecinas y le pedí de favor que si yo podía levantar algo propio en un rincón”, contó la joven de 38 años.

Ella había entregado varias solicitudes para poder acceder a una parcela estatal, pero nunca le dieron respuesta. Sin embargo, las autoridades sí encontraron el tiempo y los recursos para informarles que no podían permanecer en el local, y que dentro de 72 horas serían demolidas sus casas.

“No tengo baño, no tengo nada, pero aun así, en este pedacito, cuando yo cierro mi puerta, puedo aunque sea descansar”, dijo Dupuy. “Desde hace más de una semana estoy sin paz”.

Los residentes aseguran que el terreno abandonado se había convertido en un basurero que ellos fueron limpiando poco a poco, en una ciudad con serios problemas de vivienda.

“Esto era una inmoralidad, mientras hay tanta gente sin casa en Santiago”, comentó a 14ymedio otro de los ocupantes del lugar.

En la legislación cubana , “ocupante ilegal” es quien haya construido u ocupe “una vivienda edificada en terreno que sea propiedad conocida de otra persona que no haya accedido a dicha edificación, o en terreno estatal sin autorización alguna”. Por este delito se pueden imponer multas, desalojar a los ocupantes y demoler la vivienda.

Dupuy y el resto de las familias no abandonaron sus viviendas porque no tienen a dónde ir. Como consecuencia, pocos días después otro inspector multó a cada familia con 500 pesos. Luego regresó a los tres días y los sancionó con otra multa de 1.000 pesos. Les advirtió que la siguiente sería de 1.500.

“Me amenazó delante de mi hija: ‘Lástima que tus tejas están muy bonitas porque te las vamos a desbaratar’, así me dijo”. A lo que ella contestó: “Bueno ustedes la demolerán conmigo dentro. Cerraré la puerta de mi casita con mi niña dentro”.

“No se fijó en las condiciones en que estoy viviendo con una niña chiquita, que no tengo dinero ni para comer y cómo voy a pagar una multa. ¿Usted cree que esto tiene las condiciones óptimas para que un ser humano viva? No. Solamente el que tiene necesidad, y aun así tratamos de vivir porque no tenemos dónde”, afirmó Dupuy.

Según los datos que han dado a conocer las autoridades cubanas, el déficit habitacional en el país llegó el pasado año a las 929.695 casas. Precisamente entre las provincias más afectadas se encuentran La Habana, con una escasez de 185.348 viviendas; Holguín, con 115.965, y Santiago de Cuba, con 101.202.

Tomado De Periodicocubano

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: