Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

Los dirigentes comunistas crearon una comisión para investigar las denuncias en las redes sociales

Multitudinario entierro en el cementerio de Colón. (Foto ilustrativa: Periódico Cubano)

El gobierno de La Habana ha reaccionado a las fotos que circularon esta semana por las redes sociales, con las que se denunciaba el mal trato que recibían los restos humanos en el cementerio Colón, el camposanto más grande de Cuba. Según Reinaldo García Zapata, gobernador de la capital, se ha creado una comisión para investigar esos hechos.

Las imágenes mostraban huesos en latones de basura, como muestra de la saturación de bóvedas en el cementerio. Los dirigentes habaneros señalaron que las fotos divulgadas “guardan relación con acciones de saneamiento de bóvedas realizadas en el año 2010”.

Este saneamiento se hizo en las bóvedas estatales, con fallecidos sepultados hace más de una década y abandonados por sus familias, las que nunca se presentaron al acto de exhumación

El procedimiento dicta que una vez exhumado de las bóvedas estatales los restos se depositan en el Monumento al Hombre Común.

De acuerdo con la Agencia Cubana de Noticias, se realizó una reunión entre el coordinador de Fiscalización e Higiene e integrada por el director provincial de servicios necrológicos, el director del cementerio y la especialista principal de fiscalización en el gobierno provincial donde llegaron a la conclusión de que las publicaciones en las redes sociales pretendían “crear caos”.

La comisión también presentó como elementos de falsedad el color de las paredes de la necrópolis. Según los funcionarios, en las fotos de los restos mortales se apreciaba un color de las paredes distinto al apreciado en la visita efectuada al cementerio.

La información del citado medio oficialista también recoge los testimonios de los trabajadores del lugar quienes negaron las afirmaciones que circulaban en redes sociales. Son los casos de Gerardo Borrel, trabajador del osario por más de 30 años, y Fausto Fellove, con siete años de labor en el lugar.

Tanto Borrel como Fellove ratificaron que las instantáneas no se corresponden con la actualidad, pues el sitio se pintó con el color que hoy lleva hace más de cinco años.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Share This
A %d blogueros les gusta esto: