Gobierno de Cuba reconvierte en casas Facultad de Agronomía a medio hacer desde hace 20 años

El Gobierno de Guantánamo ha decidido reconvertir en viviendas para 15 familias las aulas de lo que iba a ser la Facultad de Agronomía en la montaña, que quedó paralizada en el Período Especial por falta de materiales y cuyos trabajos nunca se retomaron, según recoge el diario local Venceremos.

Estos locales no estaban del todo deshabitados. Al menos una madre vivía con sus hijos desde hace seis años de manera ilegal en estas instalaciones abandonadas.

Para paliar el déficit de viviendas que sufre desde hace años el país, y del que no es ajeno un pequeño pueblo de montaña llamado Los Lirios, en el Consejo Popular de Limonar, en el municipio guantanamero de El Salvador, una brigada de la Empresa Constructora Integral del Ministerio de la Construcción trabaja en la remodelación de este inmueble, a medio hacer desde los años 90.

Veinte años después, las autoridades de Guantánamo han decidido regularizar el uso o darle uno nuevo a esta inversión y para ello están remodelado el inmueble. De momento están habilitando viviendas de dos y tres cuartos en las que acoger no sólo a las personas que ya estaban instaladas en el edificio de manera ilegal sino también a otros vecinos de la zona, entre los que se cuentan pequeños empresarios como el carpintero Diuber Elías Rodríguez, que ha decidido ayudar a terminar la obra a 40 albañiles, electricistas, plomeros y cabilleros.

La adecuación de lo que iba a ser una Facultad de Agronomía para reconvertirla en viviendas ha sido una labor «ardua» aunque el rotativo oficialista sólo se refiere a «la demolición interior», al levantamiento de nuevas paredes y a la instalación de redes interiores. En todo caso, no explica qué impidió que esto se hiciera antes.

Los trabajos están presupuestados en 400 mil pesos y hasta la fecha sólo han podido instalarse nueve de las 15 familias agraciadas. La obra aún no está acabada y aunque quedan por mudarse seis de los futuros moradores que acogerá el inmueble, el diario oficialista dice que está al 85% de ejecución.

El municipio tenía el objetivo de construir este año 92 casas y a falta de tres meses para acabar el año las autoridades son optimistas y aspiran a sobrecumplir su plan, aunque no dan el dato de a cuánto asciende el déficit habitacional en esta zona montañosa de Cuba ni aportan ninguna cifra que ayude a evaluar si ese objetivo satisface las necesidades habitacionales de los residentes en la zona.

La vivienda, un sector en crisis

Al cierre de 2016, antes de que el huracán Irma azotara la Isla en 2017 y de que un tornado arrasara parte de La Habana en 2019, el propio Estado reconocía que el déficit de viviendas en el país rondaba los 880 000 inmuebles.

Una radiografía reciente de la vivienda en Cuba hecha por el propio ministro de la Construcción, René Mesa Villafaña en mayo de este 2020 arrojó que en la Isla hay 122 072 casas con piso de tierra y 9611 cuarterías. De estas últimas, sólo se repararán este año 413.  Las previsiones de construcción de inmuebles en todo el país no llegan en este ejercicio a 60 000.

Por si fuera poco, este 26 de agosto de 2020, el Gobierno cubano reconoció que la tormenta tropical Laura afectó a más de 2 000 viviendas en la Isla, pero este número amenaza con ir a más porque el propio gobernante Miguel Díaz-Canel admitió que «no es el número final».

Tomado De CIBERCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%