Carretilla, en Calzada del Cerro.

El Gobierno de Cuba reconoce que este año incumplirá los planes que él mismo se marcó en la producción de arroz, tomate, yuca, boniato y cebolla, según recoge hoy el diario oficialista Granma.

Se han perdido 1 105 hectáreas de tomate, se ha podrido por la humedad la mayor parte de las 4 052 hectáreas de yuca; se perdieron íntegras las 74 hectáreas de cebolla; hay daños en 875 hectáreas de boniato y se han perdido 2 800 hectáreas de arroz, además de verse afectadas otras 9 945 hectáreas porque el exceso de agua inundó plantaciones ya florecidas, añade el órgano oficial del Partido Comunista.

El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, achacó esta mala noticia única y exclusivamente a los efectos de la tormenta tropical Etaque azotó la Isla hace una semana y se dejó sentir especialmente en las provincias de Pinar del Río y Sancti Spíritus, con vientos de 95 km/h (los del huracán Irma fueron de 160 y 190 km/ e incluso superiores).

Gil Fernández admite que la situación de la economía cubana es “tensa”, pero a través de la Mesa Redonda envió un mensaje optimista de “recuperación” y aseguró, sin argumentos, que “el país dispone de recursos básicos fundamentales para asumir el restablecimiento de la agricultura”.

Sin embargo, el cubo de agua fría lo lanzó, el ministro de Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero, que aclaró que hay afectaciones importantes en 12 cultivos. También dijo que algunos destrozos achacados a la tormenta tropical Eta no permiten, por ejemplo, recuperar la siembra de cebollas de la campaña de frío, que representa más del 60% de la producción del año que viene.

Los números del ministro de Agricultura son demoledores en la actual situación de escasez y colas que vive el país. Según la versión oficial, Eta afectó casi 25 mil hectáreas, que representan más de 43 mil toneladas de productos agrícolas. Sólo se ha podido recuperar una ínfima parte: 1. 688 hectáreas.

Además, añadió que llueve sobre mojado porque a esta campaña de invierno, que empezó en septiembre, se llegó “con antecedentes no muy favorables”, debido al paso del huracán Laura, a finales de agosto y recordó que ese evento meteorológico adverso influyó de manera negativa en la producción de plátanos en varios territorios.

Ahora con Eta, se han visto afectadas 1 858 hectáreas de plátano (6 962 toneladas afectadas) y sólo se han podido recuperar 356 hectáreas.

También hay afectaciones en más de la mitad de la cosecha de frijoles, al reportarse daños en 3 451 hectáreas: sólo se han podido recuperar 294 hectáreas.

Algo similar ha ocurrido con el maíz: se registran daños en 1 415 hectáreas y sólo se han recuperado 158.

Se han visto afectados también los cultivos de café, cacao y tabaco, especialmente en Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Villa Clara y Pinar del Río.

La estrategia de recuperación de los daños, de la que habla con optimismo el ministro de Economía Gil Fernández, consistirá en esencia en cambiar estructuras de cultivo para sembrar todo el tabaco y arroz previsto en la campaña de frío; priorizar la zafra cafetalera recogiendo todo el grano que se pueda recuperar del suelo, preparar la tierra para la cosecha de tabaco; recoger el arroz maduro e iniciar en cuanto sea posible la campaña de invierno y recuperar y sembrar las casas de cultivo en las que se desmontaron las cubiertas.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.