Gobierno de Cuba pagará a más por sus cosechas a productores de tabaco

El aumento llega luego de meses de disgusto por parte de los campesinos, que amenazaban con renunciar

Tabaco cubano, usualmente exportado como producto de lujo. (Twitter Cubanito en Cuba).

El gobierno de Cuba aprobó nuevos precios para la compra de tabaco a los agricultores por parte del Estado, que finalmente aumentaron para hacer más redituable la labor de los productores.

Según informó la oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN), desde el pasado 24 de agosto el monopolio estatal Tabacuba anunció que el precio “tapado” o de exportación se triplicará, mientras que el tabaco “al sol” para consumo local aumentará su precio en un 44%.

El aumento llega luego de meses de quejas de los productores tabacaleros por los bajos precios de venta, que no resultaban redituables tras invertir grandes sumas en fertilizantes, pesticidas, agua potable y al invertir su propio tiempo y esfuerzo.

Sin embargo, las nuevas tarifas dejan ver la predilección que el gobierno tiene por la exportación, mientras sigue sin cubrir la demanda en el mercado internacional.

Según el vicepresidente de Tabacuba, José Liván Font Bravo, la decisión fue tomada tras analizar con los productores los precios establecidos a partir de la Tarea de Ordenamiento.

Así se concluyó que las tarifas no eran proporcionales al desmesurado incremento de los insumos necesarios para su labor, que se volvieron hasta ocho veces más costosos de un momento a otro.

A la inflación se sumó la crisis económica, y el hecho de que todos estos insumos son vendidos en dólares y no en moneda nacional, dificultando su asequibilidad.

El funcionario añadió que el pago de la diferencia de precios será “retroactivo del tabaco acopiado luego de enero de este año”.

Esto significa que aquellos productores de la cosecha 2020-2021 que ya cobraron su cultivo por el precio anterior, serán resarcidos con la diferencia.

Todo lo anterior, teniendo en cuenta que los precios se refieren a los máximos posibles y que en la práctica pueden ser inferiores, en dependencia de la calidad del producto.

Hasta ahora la noticia ha sido bien recibida por los productores, aunque aún falta ver si la cuestión de la “calidad” no resulta una oportunidad para el régimen para limitar las ganancias de sus campesinos con arbitrariedades.

Los productores de tabaco de Cuba llevaban meses amenazando con retirarse de su labor si no recibían mejores pagos, pues ni siquiera podían consumir su propia cosecha, como ocurre en ocasiones con agricultores de hortalizas.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%