Gobierno de Cuba: “Los enemigos usan los derrumbes con fines mezquinos”

Así señaló Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial de La Habana (CDP).

Derrumbe en La Habana Vieja.

Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial de La Habana (CDP), aseguró el viernes que los derrumbes son utilizados por los “enemigos de la Revolución con fines evidentemente mezquinos”.

Las declaraciones del funcionario, recogidas por la oficialista Agencia Cubana de Noticias, se producen solo horas después de la muerte de una ciudadana, a raíz del colapso de un edificio en la Habana Vieja, y días antes de lo que hubiese sido el cumpleaños de una de las tres niñas fallecidas en enero, tras el colapso de un balcón en la misma localidad.

El pasado viernes una mujer perdió la vida, en horas de la noche, luego de quedar atrapada bajo los escombros de un inmueble, que albergaba 12 familias y estaba en muy malas condiciones. Al parecer, la lluvia de los últimos días fue un factor decisivo para el desplome definitivo de la instalación, que también provocó lesiones a otros tres adultos y un menor. El periodista de Canal Habana, Eduardo Ernesto Cedeño Milán, fue quien tuvo la primacía de la trágica noticia.

“Los integrantes del Comando 1 del Cuerpo de Rescate y Salvamento y la Cruz Roja laboraron por más de seis horas para rescatar a una señora”, explicó.

Por su parte, Torres Iríbar señaló que están en construcción las nuevas viviendas de ocho de las familias residentes en la parte posterior del inmueble. Mientras que otros cuatro núcleos, ya tienen asignados locales adaptados. “En medio del coronavirus, todas las autoridades e instituciones están prestas a movilizarse ante hechos como el sucedido”, agregó.

Lisnavy no pudo celebrar su cumpleaños

El pasado sábado, estaría cumpliendo 12 años Lisnavy Valdés Rodríguez, una de las tres víctimas del derrumbe en la Habana Vieja, a principios de este año. En honor a la fecha, los padres de la pequeña hicieron un altar con flores y compartieron un pastel en su honor.

El lunes 27 de enero Lisnavy, María Karla Fuentes y Rocío García Nápoles estaban transitando por las calles de Revillagigedo y Vives, cuando un balcón del segundo piso de un edificio —en proceso de demolición— se desplomó encima de ellas. Una falleció al instante y las otras dos, murieron en el hospital poco después de su ingreso.

“Ellas estaban ensayando en el parque para desfilar en un acto por José Martí. Una compró un helado en la esquina y se sentaron las tres allí, y se les cayó todo el muro encima (…) Se les cayó todo el muro encima”, detalló en aquel entonces Esther, una vecina y testigo del atroz hecho. “

Dos días después el presidente designado Miguel Díaz-Canel expresó, a través de un escueto mensaje, sus condolencias por la muerte de las pequeñas. Asimismo, el Gobierno ofreció a los padres de las víctimas cerca de 300 pesos de indemnización, monto que fue rechazado.

Tomado De Periodicocubano

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%