Gobierno cubano llama a sembrar romerillo, jengibre y anamú para utilizarlos de medicamentos

La medicina verde es el único salvavidas al cual aferrarse en momentos de escasez

Gobierno cubano llama a sembrar romerillo, jengibre y anamú para utilizarlos de medicamentos. (Foto: Periódico Cubano)

Hay que sembrar más romerillo, jengibre, tilo y anamú para utilizarlo como medicina verde en sustitución de los medicamentos industriales, afirmó José Ramón Machado Ventura, uno de los pocos “históricos de la revolución” que aún queda vivo con sus 91 años.

El veteranísimo político, quien fuera hasta el mes de abril el Segundo Secretario del Comité Central del PCC y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, dijo que la respuesta a la crisis de medicamentos hay que buscarla en la tierra. Con ese objetivo visitó una finca en Artemisa donde -según la prensa oficialista- instó a la elaboración de jarabes y tinturas que sirvan como sustitución del cuadro básico de medicamentos.

Machado Ventura estudió medicina en su juventud antes de incorporarse al gobierno comunista de Fidel Castro y desde su posición de dirigente en lugar que ocuparse por solucionar la crisis de medicamentos piensa que la solución es la medicina verde.

Los comentarios de Machado Ventura fueron asentidos por Gladys Martínez Verdecia, integrante del Buró Político y Primera Secretaria del Partido en Artemisa, quien dijo que la farmacia local recientemente recibió una reparación para procesar las materias primas y hacer remedios naturales.

Durante su recorrido por el sistema de la agricultura artemiseña, que no incluyó las plantaciones cañeras ni la zafra azucarera a la cual ha estado dedicado en los últimos años -siendo un total fracaso-, visitó la finca Lauzant en San Antonio de los Baños.

En el referido lugar la prensa estatal mostró la producción ganadera que da casi 150 litros de leche al día, así como la cría de búfalos cerdos, tilapias, clarias, aves y hasta el cultivo de plantar ornamentales. Sin embargo, nada de lo descrito llega a la mesa del cubano de a pie para aliviar el hambre.

En un reciente reportaje de Radio Televisión Martí, activistas cubanos denunciaron la situación que enfrentan los ciudadanos en los hospitales del país, donde no hay medicamentos básicos y las capacidades de camas están saturadas.

De acuerdo con sus testimonios, esta situación insostenible ha aumentado la actividad en el mercado negro, con excesivos precios. Por ejemplo, el propio gobierno cubano reconoció que una caja de azitromicina, el antibiótico por excelencia que se recomienda en Cuba para el COVID-19, cuesta hasta 5.000 CUP en el mercado por solo 3 pastillas.

El pasado 8 de agosto Díaz-Canel ordenó a los dirigentes provinciales y municipales que coordinen con las autoridades del Minint para que se actúe sin “contemplación” con aquellos que revenden los medicamentos hurtados del sistema sanitario y las farmacias estatales.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%