Gobierno cubano invirtió miles de dólares en gasolina, banderas y carteles para llenar las plazas en las que hoy convocó a realizar actos masivos en apoyo a la Revolución

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

En Cuba no hay dinero en las arcas estatales para llenar las tiendas de alimentos o las farmacias con medicinas, pero si sobra cuando se trata de “defender la Revolución”, y hoy quedó más que claro.

Miles de dólares fueron invertidos en carteles propagandísticos, banderas cubanas y del 26 de Julio, esta vez hechas de tela, al menos en La Habana, y no de papel como tradicionalmente las entregan en estos actos; y ni que decir de la de combustible gastado para transportar a casi 100 mil personas desde sus municipios a la explanada de La Piragua, en el Vedado, y luego llevarlos de vuelta, para un “acto de reafirmación revolucionaria” que apenas duró una hora.

“En plena madrugada, cientos de vehículos llevan, por la avenida Rancho Boyeros, a los participantes para el acto de ‘reafirmación revolucionaria’ que ha convocado el oficialismo en el Malecón de La Habana. #SOSCuba #11JCuba”, informó la periodista independiente Yoani Sánchez en un tuit en el que compartió imágenes grabadas con el despliegue especial de transporte.

Y la cosa no fue por “capricho”, así lo aseguró hoy el presidente Miguel Díaz-Canel, cuando se dirigió a los que estaba frente a la tribuna que fue montada, con pantalla gigante incluida, a solo metros de la Embajada de Estados Unidos en La Habana.

Parece que a la CIA le sobra dinero para invertir en organizar protestas en Cuba, como ha repetido hasta el cansancio el mandatario, pero al Gobierno también le sobra si de gastar en estos menesteres se trata la cosa.

Tampoco faltaron las fotos de Fidel Castro y de Raúl, en una movilización preparada con lujo de detalles, que paralizó todo el transporte público y privado hasta horas del mediodía.

Y no solo La Habana fue la escogida para estos actos, pues se replicaron similares en todas las provincias del país, más o menos masivos, pero todos cargados de banderas cubanas, del Movimiento 26 de Julio y carteles impresos con frases y consignas revolucionarias.

Se trata de los primeros actos públicos en respuesta a las históricas protestas que sacudieron el domingo y lunes decenas de ciudades cubanas, dejaron un muerto, decenas de heridos y centenares de detenidos, mostrando importantes fisuras sociales.

La movilización sucede en el peor momento de la pandemia de COVID-19 para Cuba. La isla acumula 275.608 casos y 1.843 muertos. Solo en las últimas 24 horas, hubo más de 6.000 contagios y 52 fallecidos.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.