Gobierno cubano insiste en decir que en Cuba no hubo un estallido social: “Hubo disturbios y desorden a una escala muy limitada”

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El Gobierno cubano volvió a insistir hoy en que en el país no existió un estallido social y calificaron lo ocurrido como episodios de “desorden, vandalismo y violencia aislados”, afirmando que estos actos respondieron a “una operación político-comunicacional para generar inestabilidad” que fue organizada desde los Estados Unidos.

Así lo dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, quien ofreció hoy una rueda de prensa para mostrar las supuestas pruebas con las que contaban para demostrar que las protestas ocurridas durante los últimos tres días son el resultado de una operación preparada desde Washington para movilizar a los ciudadanos, “aprovechándose de la situación actual del coronavirus”.

“EEUU identificó el impacto del coronavirus y la pandemia como una oportunidad para reforzar el bloqueo con motivaciones políticas y aplicar lo que llamó medidas de máxima presión para reforzar la agresión a nuestro país”, dijo Rodríguez.

Según el canciller, la administración del presidente Joe Biden hizo “un uso impúdico, obsceno de la mentira, la calumnia, la manipulación de datos” con el objetivo “de movilizar convocar, incitar y manipular a las personas”.

El titular de Exteriores afirmó que se trató de “desórdenes en una escala muy limitada”, en la que estuvo “implicado directamente” el Gobierno estadounidense, quienes habrían dedicado “recurso multimillonarios en una campaña mediática en Twitter, laboratorios y plataformas tecnológicas”.

“El 11 de julio no hubo en Cuba un estallido social. No lo hubo por la voluntad de nuestro pueblo y por el apoyo de nuestro pueblo a la Revolución y a su Gobierno (…) El 11 de julio hubo disturbios, hubo desórdenes en una escala muy limitada, aprovechando de manera oportunista las condiciones difíciles que estamos viviendo hoy los cubanos”, según aseveró el ministro.

“Crearon en las redes sociales un fantasía de un estallido social que no ocurrió en Cuba, sino en los servidores de compañías norteamericanas que amparan estas operaciones digitales”, añadió Rodríguez Parilla.

“Entonces −prosiguió− el 11 de julio hubo desórdenes, hubo vandalismo, hubo violencia y, como es natural , transcurre la investigación correspondiente. El 11 de julio actuaron lo que en Estados Unidos llamarían ‘agentes de una potencia extranjera’, que son personas que reciben dinero e instrucciones directamente, que son pagadas, que se transportan en vehículos diplomáticos, que diplomáticos estadounidense reúnen, que visitan constantemente los predios diplomáticos y que son instigadas constantemente a actuar contra el orden constitucional y la ley cubana”.

Para rematar, y como ya ha repetido en varias ocasiones Díaz-Canel durante los últimos días, calificó a los que participaron de las protestas como “elementos delincuenciales con antecedes penales y personas vinculadas a elemento de marginalidad”.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.