Gobierno cubano hecha mano de un viejo discurso de Fidel Castro de hace 30 años para atacar a los activistas que organizan la marcha del 15 de noviembre

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios
Gobierno cubano hecha mano de un viejo discurso de Fidel Castro de hace 30 años para atacar a los activistas que organizan la marcha del 11 de noviembre

El gobierno cubano está utilizando un video de Fidel Castro de hace 30 años para atacar a un grupo de activistas que han convocado a una marcha pacífica en noviembre en solidaridad con los presos políticos, un gesto que las autoridades han llamado una provocación orquestada por Estados Unidos para desestabilizar el país.

Después de notificar a sus organizadores el martes que los motivos de la marcha eran “ilegales”, el gobierno de la isla lanzó una campaña de propaganda en los medios de comunicación estatales y las redes sociales para retratar a los activistas como agentes al servicio de Estados Unidos.

“No vamos a dar garantías a la contrarrevolución. ¿Qué quieren, que les permitamos conspirar abiertamente, traicionar abiertamente al país, jugar el juego de los potenciales invasores de nuestro país? No tenemos que tolerarlo, y no lo vamos a tolerar”, dijo el fallecido líder cubano en un video de la década de 1990 que se transmitió este martes por la televisión estatal. El programa donde se proyectó el video estaba dirigido al dramaturgo y actor Yunior García, una de las voces protagonistas de la marcha pacífica.

“Los contrarrevolucionarios no tendrán aquí plataforma; aquí no tendrán derecho a hacer campaña contra la revolución ”, dijo Castro en el video. El presentador del programa dijo que el pensamiento de Castro es “la guía de este país según la Constitución vigente”. La cuenta de Twitter de la presidencia cubana compartió un video del programa.

Activistas en Twitter llamaron la atención sobre una foto de García utilizada en el video que parece haber sido manipulada para mostrar que el joven lleva una camiseta con la bandera estadounidense.

García respondió que el programa siguió “el guión mal redactado por la Seguridad del Estado”.

“Nos vemos el 15 de noviembre”, escribió en Facebook. “Ya no le tengo miedo a los ‘camisas negras’ … ni a la dictadura. Y sí, ya uso la palabra DICTADURA ”.

García y otros miembros del grupo han negado haber sido financiados o dirigidos por el gobierno de Estados Unidos.

Si bien la amplia cobertura negativa ha dejado en claro a los cubanos que el gobierno se opone firmemente a la idea de una marcha de oposición, al mismo tiempo ha dado a conocer la iniciativa a una audiencia nacional más amplia. La escala de la campaña de propaganda, a la que también se unieron diplomáticos cubanos en Twitter, sugiere que el gobierno cree que los activistas representan un grave riesgo político.

El gobierno encabezado por Miguel Díaz-Canel ya enfrentó las mayores protestas en décadas, cuando los cubanos de toda la isla salieron a las calles el 11 de julio. Muchos fueron arrestados y cientos permanecen detenidos, según datos recopilados por la organización de asistencia legal Cubalex. . Una coalición de artistas, escritores, profesionales y disidentes organizados en un nuevo grupo llamado Archipiélago notificó al gobierno su intención de marchar el 20 de noviembre contra la violencia, y exigir la liberación de los presos políticos y que se respeten los derechos de “todos los cubanos”. respetado, según una carta entregada a las autoridades locales.

Cuando el gobierno anunció ejercicios militares para ese día, los activistas cambiaron la fecha al 15 de noviembre. El martes, las autoridades de varias provincias entregaron una carta idéntica a sus promotores en la que argumentaron que los motivos para convocar la marcha son “ilegales”. Los integrantes del Archipiélago respondieron que seguirán marchando ese día, citando un artículo de la Constitución aprobado en 2019 que permite manifestaciones pacíficas.

La televisión cubana dedicó tiempo durante su noticiero de máxima audiencia y en otros espacios a promover estos argumentos, mientras que Granma, el diario oficial del Partido Comunista, publicó un editorial titulado “La razón es nuestro escudo”. El editorial describe la idea de la marcha como una “acción anexionista deshonrosa y canalla que sirve al enemigo histórico de la nación cubana en su plan de fracturarnos y dividirnos para derrotarnos”.

Sin proporcionar pruebas, Granma afirmó que el gobierno de Estados Unidos está “explícitamente involucrado… en la farsa contrarrevolucionaria”.

“Los altos funcionarios del gobierno participan directamente en su promoción y, con el apoyo de los servicios especiales, en su organización”, dijo Granma. “Un instrumento importante, aunque no el único, es la embajada de Estados Unidos en Cuba”.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.