Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Gobierno cubano defiende tiendas en MLC: “Esta es una medida para salvar lo que tenemos”

Ministro de Economía Alejandro Gil

El ministro de Economía y Planificación cubano Alejandro Gil Fernández defendió las tiendas en moneda libremente convertible como una medida “para salvar lo que tenemos” porque se estaban “escapando” las divisas del país.

En una comparecencia en la Mesa Redonda de este jueves, Gil Fernández dijo que Cuba empezó a perder las divisas cuando muchos cubanos comenzaron a viajar a Panamá, Rusia, Guyana, México a comprar electrodomésticos, motos eléctricas y otros productos que “el gobierno no estaba en capacidad de ofertar en las tiendas en CUC porque todos los recursos los pusimos en función de lo básico para vivir”.

“En protección a nuestro pueblo”, afirmó el ministro, “todas las divisas del país se concentraron para garantizarle al pueblo la alimentación, el aseo y respaldar la energía”.

“Entonces esos dólares van para afuera, traen productos y vuelven a ir para afuera, entonces no se beneficia la industria nacional, ni se están captando esos dólares para el país. Había que hacer algo porque se estaban escapando las divisas del país”, señaló el ministro como “origen” de las primeras tiendas en MLC, destinadas a la venta de electrodomésticos.

Gil Fernández dijo también que la decisión de las tiendas en MLC no fue solo para captar esas divisas, sino para “darle respuesta a ese nivel de demanda que había en el país de esos productos”.

La justificación para reproducir a gran escala esas tiendas en divisas y poner entonces esos productos básicos, que “en beneficio del pueblo se habían priorizado”, también en moneda libremente convertible, es la pandemia de coronavirus y el drástico bajón que propició en el turismo en Cuba.

“Teníamos una proyección de crecimiento económico en el país para el 2020 a pesar del bloqueo”, afirmó el ministro. Pero “en ese contexto llega el coronavirus, se paraliza la principal fuente de ingreso del país, que es el turismo, y se ataca a los ingresos por los servicios médicos nuestros”.

Para el ministro de Economía cubano, la manera de “responder” a todo esto fue la multiplicación de tiendas abastecidas en monedas que nadie gana en Cuba y a precios que se escapan del bolsillo de la mayoría.

“Se podría decir ‘se está vendiendo en una moneda en la que no se me paga’. Sí, es verdad, pero se está vendiendo en una moneda en la que no se paga, porque esa divisa que se recupera es para financiar también producciones que se venden en la moneda en la que sí se paga”, dijo el ministro, que resaltó que “aquí nada es improvisado”.

Las tiendas en MLC son una medida con un alto rechazo popular no solo por la venta en una moneda que no se gana y precios elevados, sino porque mientras esas tienen una variedad de productos, las que quedan en CUC están completamente desabastecidas.

En redes sociales no han parado las exigencias al gobierno para que cierre las tiendas en MLC, que proliferan en un contexto de escasez extrema y generalizada de productos de primera necesidad en todo el país.

En Guantánamo, un grupo de padres escribió una queja al periódico local para que retiraran las confituras de las vidrieras de las tiendas en MLC, porque no tienen cómo explicarles a sus hijos que no se les pueden comprar. 

Tomado De CIBERCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: