Gobierno cubano advierte a la población sobre una ola de apagones en todo el país durante los próximos días por roturas en termoeléctricas y escasez de combustible

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

En medio de la pandemia, con miles de personas en sus hogares, sobre todo menores de edad que tienen prohibido salir a la calle a expensas de multas para sus padres, el Gobierno cubano anunció hace unas horas que durante los próximos días una ola de apagones afectará a todo el país, como consecuencia de las averías ocurridas en las tres principales termoeléctricas de la zona occidental del país y a los problemas de suministro de combustible para la generación energética.

Durante todo el viernes, los apagones afectaron especialmente a la capital del país, de 2,2 millones de habitantes, donde se produjeron cortes escalonados que se fueron repartiendo por los 15 municipios de la ciudad a lo largo del día.

“Se debe ir normalizando esta situación en la madrugada y mañana”, anunció el ministro de Energía y Minas, Liván Arronte, que compareció en la televisión estatal para dar explicaciones después de que numerosos ciudadanos plantearan sus quejas en las redes sociales durante todo el viernes.

El ministro explicó que dos de las principales centrales de la mitad occidental del país, una en Matanzas y otra en Santa Cruz (al este de La Habana), sufrieron averías y deben ser reparadas para volver a generar electricidad.

“Tuvimos una interrupción del servicio de la unidad número 1 de la Termoeléctrica “Antonio Guiteras” de Matanzas esta madrugada a causa de una avería en la caldera. Esto unido a que ya existían dos unidades fuera de servicio en Santa Cruz del Norte, también por averías, complejizó aún más la situación del servicio eléctrico nacional”, comentó Arronte Cruz.

A esto se suman las “limitaciones para adquirir combustible” en una planta flotante y otra en tierra en la zona industrial de Mariel, unos 50 kilómetros al oeste de la capital.

Arronte indicó que estos problemas han provocado una reducción de 600 megavatios en la generación eléctrica de Cuba, por lo que el Gobierno ha tenido que forzar cortes de luz y distribuirlos en la medida de lo posible con rotaciones de cuatro horas entre distintos municipios de toda la isla.

De momento las autoridades tratan de desviar electricidad desde las plantas de la región oriental a la occidental, si bien la capacidad se limita a 300 megavatios y esto también provoca escasez eléctrica y cortes en la mitad este del país.

El ministro también ha anunciado, entre otras medidas, la reducción de los planes de consumo de energía y combustible en el sector estatal para copar con esta crisis energética, que calificó como “coyuntural”.

Los apagones llegan en la más grave crisis económica desde el “periodo especial” de la década de 1990, del que se recuerdan entre otras cosas los frecuentes apagones.

Sin embargo, pese a llevar más de un año hundida en esta crisis, hasta ahora no se han registrado cortes de luz continuos o frecuentes.

Varios cubanos se habían quejado de la desinformación sobre esta problemática, y acusaron a las autoridades de no avisar con tiempo ni rendir cuentas sobre la crisis energética que afecta a miles de familias, muchas de las cuales solo tienen medios eléctricos para cocinar sus alimentos.

Cuba depende en gran medida del petróleo extranjero para producir energía y busca cambiar su matriz energética para que en 2030 el 24 % de la energía de la isla (alrededor de 2.300 megavatios) provenga de fuentes renovables.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.