Gobierno cubano abastece mercados en moneda nacional de La Habana con jamón y cigarros para conmemorar el nacimiento de Fidel Castro

La conmemoración de este 2021 por el 95 aniversario del nacimiento del histórico mandatario Fidel Castro se tornó más política y enigmática que nunca tras el estallido social del pueblo cubano durante el pasado 11 de julio; y es que, mientras la oposición al Gobierno cubano había convocado a un paro nacional para este viernes 13 de agosto, la atención pública se centró en la repentina e inesperada reaparición del abastecimiento en tiendas estatales en Pesos Cubanos (CUP) en la capital, con productos tan nostálgicos como el jamón y los cigarros.

El mercado de venta liberada de la calle Amistad, en el municipio de Centro Habana, amaneció con “algunas cosillas en las tiendas que hacía rato no vendían”, según comentó una clienta que esperaba dentro de la interminable cola.

Precisó que el jamón cocido no había sido ofertado en la comercios de la zona desde el inicio de la pandemia de coronavirus en la isla, hace más de un año y medio. Lamentó que esperar por largas horas para tratar de adquirir esos productos sea la única opción que quede para todos aquellos que no pueden darse el lujo de comprar productos ahumados en las charcuterías particulares.

Mientras, el Servicentro Cupet de la esquina de San Rafael con Infanta exhibió una cola kilométrica para obtener cigarros H Upmann y Populares con filtros en CUP. En la fila de más de 4 manzanas, un cliente comentó que resultaba todo un extraño fenómeno el hecho de que la tienda contara con más de un producto o marca para un mismo día, pues usualmente solo surten y comercializan uno.

Desde hace unos meses, las marcas H Upmann y Popular únicamente se expenden en las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC), mientras que otras fueron también retiradas de la red de las tiendas y cafeterías estatales, como las marcas los Criollos, Aromas y Titanes. Su venta se reubicó “exclusivamente” a las bodegas, presentando para ello la libreta de abastecimiento”, a raíz de carencias provocadas por “problemas con la disponibilidad de la materia prima”.

En los mercados de la Plaza Carlos III vendieron este viernes, además, productos como detergente, aceite, compota, picadillo, pollo, perritos, etc., con colas que alcanzaban siete manzanas de longitud. Por supuesto, el panorama consistía en decenas de personas a la sombra, sentadas en las aceras, intentado resguardarse del calor y el sol para esperara para comprar, al menos, un pomo de colonia.

Entretanto, el mercado informal se crece en los portales de las viviendas circundantes al complejo de tiendas, exhibiendo alimentos y artículos adquiridos ese mismo viernes.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%