Gil dice que la economía cubana creció un 10,9% y un diputado cuestiona: ‘la población cree otra cosa’

Con este dato del primer trimestre, dice el ministro, existen las condiciones para alcanzar un crecimiento económico de «entorno del 4%» en 2022.

Alejandro Gil, ministro de Economía y Planificación de Cuba. ABEL PADRÓN PADILLA CUBADEBATE

El producto interno bruto (PIB) de Cuba creció un 1,3% en 2021, por debajo del 2% estimado, y la economía se mantiene aún por debajo de los niveles de 2018, admitió este jueves el Gobierno cubano en las sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, transmitidas por los medios oficiales, y donde presentó otras estimaciones «optimistas» que chocan con la realidad del cubano.

El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, dijo que tras la «gran caída» de 2020 y estar «prácticamente paralizados» en 2021, el primer trimestre de este ejercicio manda la «señal» de que Cuba ha «iniciado un proceso gradual de recuperación de la actividad económica».

En datos, afirmó que en el primer trimestre de 2022 la economía cubana registró un crecimiento del 10,9% con respecto al mismo período del año anterior.

En palabras del también vice primer ministro, este repunte es inusual y responde en gran medida por la situación económica del año previo.

Gil se mostró muy optimista al decir que, con esta evolución, «existen las condiciones para alcanzar la meta para 2022», que es lograr un crecimiento económico de «entorno del 4%».

El ministro admitió que, pese a la vuelta al crecimiento, el PIB actual es un 10% inferior al de 2018. En 2021 alcanzó los 51.334 millones de pesos cubanos (unos 2.053 millones de dólares).

Según los datos oficiales, los sectores que más aportan a la economía cubana son la Salud Pública (14,3% en términos interanuales en el primer trimestre producto de la venta y exportación de servicios médicos fundamentalmente), la educación (9,4%), el transporte, almacenamiento y comunicación (5,9%) y hoteles y restaurantes (5,3%).

En el otro lado de la balanza, las actividades productivas y el comercio, atadas y en manos de las deficientes empresas estatales, siguen reportando pérdidas para la economía de Cuba. La industria manufacturera, por ejemplo, se contrajo un 15% en términos interanuales.

Para Gil, es difícil identificar el mayor problema de la economía nacional, porque son muchos, pero se refirió al «asociado a la falta de divisas» como uno de los principales.

Según los informes, en el primer semestre, el Gobierno de Cuba ingresó 2.521 millones de dólares, por encima de los 1.660 del mismo período de 2021, pero aún muy lejos de los 4.072 de 2019.

Los principales rubros exportables en la primera mitad del año fueron, en orden decreciente: el níquel y cobalto, el azúcar crudo, la miel, el tabaco, el ron, los productos biofarmacéuticos y las telecomunicaciones.

Sobre la compleja situación con la energía y el combustible, Gil dijo que «está ralentizando la recuperación de la economía».

«Tenemos más consumo de diésel para la generación de lo previsto en el plan, debido al déficit que tenemos en la generación térmica. El diésel está prácticamente impagable a los precios actuales. Además, su nivel de reaprovisionamiento no nos da capacidad para distribuir el combustible en tiempo, aun teniéndolo a veces en el país», justificó.

En cuanto a la situación del sistema electroenergético, el ministro reiteró la existencia de problemas de averías y financiamiento y dijo que se han tomado algunas medidas que provocan la ralentización de la economía, lo que también afecta a la población.

Diputado sobre el crecimiento de la economía cubana: «El pensamiento de la población es otro»

Al dar paso a las intervenciones de los diputados, Néstor Hernández Martínez cuestionó el crecimiento de 10,9% de la economía cubana en lo que va de año y afirmó que «el pensamiento de la población es otro».

«Si a mí me dicen, tienes que dar una asamblea ahora y expresar cómo estamos creciendo el 10% yo no sé, porque hoy el pensamiento de la población es otro. Yo hoy no hablaría de un crecimiento del 10%. Yo diría todas las medidas que estamos tomando para buscar solución a las insatisfacciones que tiene la población, porque estamos muy alejados de lograr satisfacer las necesidades que tiene la población«.

El diputado lamentó que «con la cantidad de apagones que tenemos» es muy difícil hacerle «llegar al pueblo esta información (…) también con la escasez que tenemos de recursos», añadió.

«En esas condiciones es cada vez es más difícil el trabajo político-ideológico en la comunidad, con el pueblo y con la propia familia», agregó y pidió en tal sentido a implementar con urgencia más de 150 medidas pendientes para reanimar la economía del país.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%