El jefe de una Unidad Básica de la Empresa Municipal de Comercio de Guantánamo, una revisadora y dos administradores de bodegas están están acusados de desviar asignaciones de cigarro criollos al mercado informal, en la citada provincia.

Un reporte de la Televisión Cubana afirma que la policía estima las pérdidas económicas en más de 87.500 pesos, y precisa que los involucrados no dieron entrada a los cigarros criollos en los documentos primarios de las bodegas.

El origen de la investigación fueron irregularidades detectadas durante una inspección en la unidad básica empresarial, que llevaron al posterior registro en varios domicilios, donde la policía asegura haber descubierto no solo cigarros, sino también “una fábrica de bebidas alcohólicas”.

El reporte añade que “se violaron varios componentes de la resolución 60 del 2011 de la Contraloría General de la República, referente al control interno”, y precisa que se confiscaron “parte” de los bienes de los implicados.

A diferencia de otros reportajes referidos a operativos policiales, este no precisó si están en prisión o no los responsables ni los cargos imputados. 

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.