Una carta de senadores demócratas de 2019 reflejaba posibles preocupaciones sobre Dominion Voting Systems. Mientras tanto Dominion negó este 13 de noviembre las afirmaciones sobre problemas de cambio de voto con sus sistemas.

La abogada del general Michael Flynn, Sidney Powell, aseguró que tiene “pruebas estadísticas y testimonios asombrosos” que muestran que las máquinas de votación de la empresa Dominion alteraron las boletas y que este “engaño” estaría relacionado a Venezuela, Cuba y China.  

En una entrevista con Fox News con el periodista Lou Dobbs este viernes, ella indica que “voy a lanzar el Kraken”.

Durante la conversación, Powell destacó que no podía “esperar para presentar todas las pruebas que hemos recopilado sobre Dominion, comenzando con el hecho de que la compañia fue creada para producir resultados de votación alterados en Venezuela para Hugo Chávez, y luego enviado internacionalmente para manipular los votos en otros países, incluido Estados Unidos”.

Agregó que la compañia fue “financiada con dinero de Venezuela, Cuba y China también tienen un papel en eso. Así que si quieres hablar sobre la interferencia electoral extranjera, ciertamente la tenemos ahora”.

De acuerdo con la jurista, “todo esto fue discutido y planeado, comenzando con Hugo Chávez y cómo fue diseñado allí luego sucedió en este país. Tan pronto como los estados cerraron la noche de las elecciones y dejaron de contar, esos son los estados donde ocurrieron los problemas más atroces”.

Powell también denunció que supuestamente algunos gobernadores y secretarios de estado “compraron los sistemas de Dominion”. Por su parte en un comunicado en su sitio web Dominion negó cualquier enfoque partidista o tener “relación de propiedad con ningún miembro de la familia Pelosi, la familia Feinstein o la Iniciativa Global Clinton, Smartmatic o cualquier vínculo con Venezuela”.

“Dominion hizo un compromiso filantrópico por única vez en una reunión de la Iniciativa Global Clinton en 2014, pero la Fundación Clinton no tiene interés ni participación en las operaciones de Dominion”, confirmó la organización sin fines de lucro. ”La reunión incluyó asistentes bipartidistas enfocados en la construcción de la democracia internacional”.

En una carta de diciembre de 2019, dirigida a Dominion Voting Systems ya un grupo de senadores demócratas entre ellos Elizabeth Warren, Ron Wyden y Amy Klobuchar y el congresista Mark Pocan advirtieron sobre los informes de máquinas que “intercambian votos”, “vulnerabilidades no reveladas” y resultados “improbables” que “amenazan la integridad de nuestras elecciones.

Los senadores dirigieron su carta a Hootan Yaghoobzadeh, Director General de Staple Street Capital Group, LLC  para “solicitar información sobre la inversión de Staple Street Capital Group, LLC (Staple Street) en Dominion Voting System (Dominion) una de los tres proveedores de tecnología electoral responsables del desarrollo, fabricación y mantenimiento de la gran mayoría de máquinas de votación y software en los Estados Unidos”.

Warren y el grupo de demócratas solicitaron información “sobre estructura y finanzas de la empresa” citando preocupación porque “algunos fondos de capital privado operan bajo un modelo en el que compran participaciones mayoritarias en empresas e implementar medidas drásticas de reducción de costos a expensas de los consumidores, trabajadores, comunidades y contribuyentes”.

“Nos preocupa la propagación y el efecto de la inversión de capital privado en muchos sectores de la economía, incluida la industria de la tecnología electoral, una parte integral de nuestra proceso democrático de la nación. Nos preocupa especialmente que las empresas sigilosas y “plagadas de problemas”propiedad de empresas de capital privado y responsables de la fabricación y el mantenimiento de las máquinas de votación y otros equipos de administración electoral “han escatimado durante mucho tiempo en la seguridad en favor de la conveniencia”, dejando los sistemas de votación en todo el país “propensos a problemas de seguridad”.

En los Estados Unidos tres compañias de máquinas de votación y software facilitan la votación en más del 90%, entre ellas Election Systems & Software, Dominion Hart InterCivic con sede en Miami. Las preocupaciones de 2019 de los senadores demócratas fueron dirigidas a las tres empresas. 

Por su parte, Dominion negó  ‘categóricamente’ este 13 de noviembre las afirmaciones sobre problemas de cambio de voto con sus sistemas.

Extracto de la carta en la que miembros del Senado de EEUU solicitan información a Dominion Voting System

Un comunicado oficial al que Dominion hace referencia en su página web, la agencia del gobierno federal que supervisa la seguridad electoral de EE.UU, la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA) del Departamento de Seguridad Nacional, expresó que “no hay evidencia de que ningún sistema de votación haya eliminado o perdido votos, haya cambiado votos o haya estado de cualquier forma comprometida “.

Los consejos gubernamentales y del sector privado que apoyan esta misión calificaron las elecciones de 2020 como “las más seguras en la historia de Estados Unidos”.

En contraste, en la carta firmada por Warren se citaban reportes de problemas con las máquinas en 2015, 2017 y 2018 e indicaron que los problemas con las máquinas y el software “amenazan la integridad de nuestras elecciones y demuestran la importancia de los sistemas electorales que son fuertes, duraderos y no vulnerables a los ataques”.

Además citaron que “los votantes en Carolina del Sur [estaban] informando que las máquinas cambiaron sus votos después de haberlos ingresado, los escáneres [estaban] rechazando las boletas de papel en Missouri y las máquinas rotas [estaban] causando largas colas en Indiana “.

Además, agrearon que “los investigadores descubrieron vulnerabilidades no reveladas anteriormente en” casi tres docenas de sistemas electorales en 10 estados”

Las máquinas de Dominion están involucradas en todos los estados donde Trump inició peleas legales, pero varios expertos y funcionarios han declarado que no hay razón para creer que esas máquinas alteraron el resultado de las elecciones.

 “Muchas de las afirmaciones que se hacen sobre Dominion y la tecnología de votación cuestionable son, en el mejor de los casos, información errónea y, en muchos casos, son desinformación total”, dijo esta semana Así Washington Examiner Edward Pérez, experto en tecnología electoral de un grupo sin fines de lucro que estudia la infraestructura de votación.   
“No tengo conocimiento de ninguna evidencia de cosas específicas o defectos en el software de Dominion que puedan llevarlo a uno a creer que los votos se han registrado o contado incorrectamente”.

Dominion Voting Systems aseguró el 13 de noviembre que las “afirmaciones de conspiraciones de fraude a los votantes son 100/% falsas”. 

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.