‘Formar médicos en Cuba es costoso e ineficaz’, denuncia una parlamentaria en Sudáfrica

El Programa de Colaboración Nelson Mandela-Fidel Castro, aparte de caro, no resuelve la escasez de médicos en el país de África.

Estudiantes sudafricanos de Medicina en Cuba. INSIDE EDUCATION

El programa de formación de médicos que desde hace casi 30 años tiene Sudáfrica en Cuba es muy costoso para ese Gobierno, pero una nueva pesquisa emprendida por el Parlamento de ese país determinó que además ha sido ineficaz para resolver la crónica escasez de personal de salud.

De acuerdo con la parlamentaria de la opositora Alianza Democrática (DA, por sus siglas en inglés) Haseena Ismail, quien integra el Comité de Cartera de Salud, el Programa de Colaboración Médica Nelson Mandela-Fidel Castro, creado por ambos políticos en 1996, solo ha aportado 2.617 graduados a ese país, debido a lo caro que resulta y a las dificultades que supone para los becarios entrar luego al sistema sanitario sudafricano.

Según el Departamento de Salud local, el costo de la colegiatura por estudiante en Cuba es de 2.000 dólares anuales durante la preparatoria, cuyo centro es el aprendizaje del idioma español; 5.000 anuales durante los siguientes cinco cursos de estudios médicos; más un estipendio anual de 2.400 por estudiante.

Sin embargo, un informe más detallado ofrecido por las autoridades y publicado por la parlamentaria, mostró que hoy la preparatoria suma un costo de 14.872 dólares (desglosado en 6.000 de colegiatura; 6.022 en alimentación; 2.400 de estipendios, y 450 como costo promedio de la instrucción médica).

En el primer y segundo año ese costo se eleva hasta los 21.422 dólares anuales, y en el tercer y cuarto año a los 20.422, pero en el quinto curso trepa hasta los 22.522 dólares.

A ello se suma que los estudiantes de Medicina sudafricanos que se forman en Cuba deben completar sus estudios al retornar en universidades sudafricanas, con un costo para el periodo 2022-23 de más de 15.000 dólares.

Esa suma permitió determinar, tras una consulta parlamentaria realizada en el legislativo sudafricano en 2019, que formar un médico en Cuba cuesta el doble que hacerlo en el país africano.

Haseena Ismail anunció la solicitud de los informes anuales del programa Nelson Mandela-Fidel Castro al ministro de Salud local, Joe Phaahla, para hacer una supervisión exhaustiva de su funcionamiento.

«No hay investigaciones de auditoría de las que tengamos conocimiento en relación con la mala gestión o el derroche de dinero para el Programa de Colaboración Nelson Mandela-Fidel Castro en el Departamento de Salud», aseguró ante los cuestionamientos el ministro.

Sin embargo, la Alianza Democrática afirma que está tratando de obtener acceso a un informe de auditoría de 2018-2019 sobre una serie de contratos con estudiantes que aparentemente acabaron nulos y sin efecto.

Al afirmar que el programa no parece ser la mejor opción para los estudiantes sudafricanos, Ismail recordó que durante la pandemia de Covid-19 Pretoria dejó a los estudiantes en una situación precaria, lejos de sus familias y con acceso limitado a recursos.

«Estas familias se vieron obligadas a proporcionar maletas con alimentos y otras necesidades para los estudiantes atrapados en Cuba», indicó Ismail. 

Además de todo lo anterior, los incidentes con alumnos sudafricanos en Cuba son frecuentes. En julio último, la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara suspendió por tres años a un estudiante de Medicina sudafricano que retuvo contra su voluntad a dos cubanas presuntamente implicadas en el robo de su teléfono celular.

En noviembre de 2021 se viralizó la agresión de policías cubanos contra un grupo de estudiantes sudafricanos de Medicina en la propia Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Según el reporte del sitio sudafricano News24, los alumnos estaban celebrando en la beca universitaria cuando la Policía llegó y, tras una discusión, los atacaron y golpearon.

La Unión de Estudiantes Africanos en Cuba (UEA) condenó esos sucesos en una declaración oficial dirigida a «la comunidad africana en Cuba», en la que señalaron: «condenamos tal acto y violencia por parte de las autoridades cubanas» y subrayaron que la Policía respondió «de una manera no profesional atacando a los estudiantes sin armas y golpeándolos» como si hubieran cometido un crimen grave.

Estos estudiantes, según la prensa sudafricana, eran parte del Programa de Colaboración Médica Nelson Mandela-Fidel Castro. Por ese y otros programas entre ambos Gobiernos, que incluyen la colaboración en materia militar y la exportación a Sudáfrica de médicos y maestros cubanos, La Habana ingresa sumas millonarias cada año.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%