Fiscalía absuelve al policía que asesinó al joven de La Güinera: “Actuó en legítima defensa”

Sale a la luz expediente con información sobre lo ocurrido

La madre de Diubis Laurencio Tejada se suicidó tras el asesinato de su hijo. (Foto: Diubis Laurencio Tejada-Facebook)

El subteniente Yoennis Pelegrín Hernández, quien asesinó de un disparo al joven Laurencio Tejeda en La Güinera, no enfrenta ningún cargo pues la Fiscalía considera que actuó “en legítima defensa”.

Diario de Cuba tuvo acceso al expediente de fase preparatoria de los detenidos en las protestas del 11J en esa localidad, donde la brutal represión de las autoridades del orden terminó en disparos, golpizas, uso de la brigada canina y mucho más.

Laurencio Tejeda, según el informe, falleció casi de manera inmediata. La bala atravesó su pulmón y llegó hasta el corazón. El documento no menciona que tuviese antecedentes penales, como aseguró la prensa oficialista para justificar el asesinato.

El subteniente Yoennis Pelegrín Hernández declaró que disparó hacia los manifestantes cuando vio que dos policías habían sido lesionados, en las manos y las piernas, por pedradas. También se dejó provocar por las palabras de los protestantes.

“Aseguró que uno de los civiles le mostró sus genitales y le dijo que su pistola lo que tenía eran balas de salva. Los manifestantes le habrían gritado también que le quitarían la pistola”, se lee en el artículo publicado por Diario de Cuba.

Por tanto, en su testimonio Pelegrín Hernández no expresa agresión directa por parte de Laurencio Tejeda o algunos de los manifestantes heridos por balas. ¿Actuó en legítima defensa? ¿Debió disparar a una multitud que solo podía agredir con piedras?

El arma usada por el policía, según el informe, es una Makarov de fabricación rusa.

En los documentos se afirma que 161 personas son acusadas por los supuestos delitos de “daños”, “desorden público” e “instigación a delinquir”. Asimismo, Yorlandis Pérez Sánchez, Rubén Pérez Aldana y el menor Yoel Misael Fuentes García (16 años) recibieron disparos de la policía.

Tras las protestas del 11J en La Güinera fueron detenidos Daniel Bordatto Penalba y Frank Daniel Rojo Sotolongo, quienes se encontraban pasando el Servicio Militar Obligatorio y se sumaron a la manifestación.

Diario de Cuba afirma que, por su condición de militares, estos casos fueron trasladados a la Fiscalía Militar, órgano los rechazó, pues en este proceso penal la mayoría de los involucrados son civiles. Serán “procesados bajo la justicia ordinaria por el presunto delito de sedición en una fecha aún por determinar”.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%