Familiares del cubano que rompió una foto de Fidel Castro el 11J denuncian que está en ‘paradero desconocido’

Roberto Pérez Fonseca fue trasladado de prisión el sábado, pero sus familiares no saben hacia dónde.

El prisionero político cubano Roberto Pérez Fonseca con sus familiares. ALBERT FONSE/FACEBOOK

El hermano del activista cubano Roberto Pérez Fonseca denunció que este se encuentra en «paradero desconocido» tras ser condenado por el régimen debido a su participación en las protestas antigubernamentales del 11 de julio, en las que rompió una imagen de Fidel Castro.

«Mi madre Liset Fonseca se acaba de enterar que a mi hermano lo trasladaron desde el sábado pasado y todavía no conoce su ubicación, no se sabe en qué prisión se encuentra en estos momentos», escribió en Twitter Alberto Ortega Fonseca, hermano del activista.

El jurista cubano Fernando Almeyda, ex coordinador de la plataforma Archipiélago, calificó el hecho en Twitter como una «desaparición forzada», por lo que recomendó realizar la denuncia «como tal».

El Tribunal Municipal de San José de las Lajas, en la provincia Mayabeque, hizo firme a finales de octubre la sentencia de diez años de privación de libertad contra Pérez Fonseca, quien se tatuó en el brazo «11-J-21» como homenaje a las protestas populares.

La Fiscalía pedía 12 años de prisión para Pérez por los supuestos delitos de atentado, desacato a la autoridad, instigación a delinquir y desórdenes públicos.

Aunque las conclusiones fiscales no lo mencionan, la familia cree que la elevada pena se debe a que fue uno de los que se pronunciaron contra el comunismo y que rompió una foto de Fidel Castro en las protestas en San José de las Lajas.

Alberto Ortega Fonseca, residente en Vancouver, Canadá, dijo entonces que el juicio demostró «la falsedad y el circo que han montado» alrededor de su hermano.

«El que lo acusa es un represor que a lo único que se ha dedicado es a abusar de los jóvenes y a extorsionar los pequeños negocios y es el mismo que fue a mi casa a tomarlo preso y el que amenazó a mi mamá con quitarle el teléfono. El mismo que golpeó a Roberto esposado. Y en el juicio se vio que mentía, al igual que borraron las declaraciones de los testigos que no aparecieron en el expediente y agregaron que mi hermano tenía mala conducta en el barrio y nunca fueron al vecindario a preguntar», agregó su hermano, conocido como Albert Fonse en las redes sociales.

Las históricas manifestaciones del 11J en unas 50 ciudades de la Isla dejaron un muerto, decenas de heridos y más de 1.300 detenidos, según la organización cubana de asesoría legal Cubalex.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%