Familiares de presos del 11J denuncian maltratos, desapariciones y falta de atención médica en las prisiones cubanas

La presa política transexual Brenda Díaz sufrió una lesión en las costillas después de ser empujada por uno de los carceleros.

La prisionera política del 11J Brenda Díaz. ANA MARY GARCÍA/TWITTER

La prisionera política del 11J Brenda Díaz fue agredida el 31 de octubre por un guardia en la cárcel Cuba-Panamá, de Güines, Mayabeque, quien la empujó escaleras abajo y le provocó una lesión en las costillas, denunció en Twitter Ana Mary García, madre de la reclusa. 

Por su parte  Ailex Marcano, madre del también preso del 11J Ángel Jesús Veliz Marcano, pidió fe de vida de su hijo porque no sabe de su paradero desde hace 16 días, cuando fue trasladado a la prisión de máxima seguridad Kilo 8, en Camagüey, informa RadioTV Martí

De igual modo, la esposa del prisionero Noslen Roque Cordero denunció la falta de atención médica que sufre en la cárcel de Quivicán este recluso, quien al parecer tiene dengue, dijo Meyvol González García a RadioTVMartí

El maltrato a la prisionera transexual Brenda Díaz

«Tengo mucha rabia pues a mi hija Brenda un guardia de la prisión la lanzó por las escaleras y tiene un golpe en las costillas y eso nadie lo paga», dijo en Twitter Ana Mary García, madre de Brenda Díaz, una mujer transgénero.

Según García, el abuso se produjo solo porque su hija reclamó al guardia «que no le faltara el respeto».

En el caso de Brenda Díaz las autoridades no han respetado su identidad de género y la mantienen internada en la zona para hombres de la cárcel.

En una reciente carta sacada de la prisión la prisionera política expresó: «me obligaron a pelarme bajito, como un varón (…). Las atenciones médicas son fatales y ni hablar del alimento».

«Yo quiero que el mundo sepa que, a pesar de la situación en la que me encuentro, Brenda no dejara de luchar por una Cuba libre y soberana (…), no me rendiré ni me doblegaré ante nada, prefiero morir antes de seguir viviendo la pesadilla cubana», añadió en la carta, publicada por el activista Marcel Valdés en su perfil de Facebook

Brenda Díaz fue condenada en marzo de este año a 14 años en la cárcel por los supuestos delitos de desórdenes públicos y sabotajes, debido a su participación en las protestas en Güira de Melena.

Fe de vida para el prisionero del 11J Angel Jesús Veliz Marcano

Por otro lado, Ailex Marcano denunció que hace 16 días no sabe nada sobre el traslado de su hijo, el prisionero Ángel Jesús Veliz Marcano, a la prisión de Kilo 8. Por ese motivo presentó una denuncia oficial ante el órgano superior de centros penitenciarios de Camagüey. 

«Pedí testimonio sobre la realidad de mi hijo e hice una denuncia oficial escrita, que no quiso tomarla el coronel Eider Sierra Ochoa en sus manos, no me la quiso firmar, solo me dijo que me daba respuesta en 72 horas», dijo la madre de Veliz Marcano a RadioTVMartí. 

Ángel Jesús Veliz Marcano, de 27 años de edad, fue condenado a seis años de privación de libertad por su participación en las protestas del 11 de julio de 2021 en la ciudad de Camagüey, y desde su detención lo han cambiado de cárcel en varias ocasiones.

Otro prisionero del 11J, Nelson Roque Cordero, se encuentra en una delicada situación de salud en la prisión de Quivicán, pues se sospecha que tenga dengue, aunque no tiene un diagnóstico certero y apenas recibe atención médica.

«Las condiciones ahí, debido a su enfermedad, son superprecarias. No hay nada. A él lo encontré muy mal, ha bajado 32 libras, sin medicamentos, sin nada, con mucho dolor en la boca del estómago, con mucho decaimiento», apuntó Meyvol González García, esposa del preso, a RadioTVMartí. 

La esposa de Roque Cordero dijo que durante la visita en modalidad de pabellón conyugal el prisionero tomó un vaso de yogurt después de nueve días sin ingerir alimentos

«Ahora es que los están aislando, pero no hay una duralgina (…), no hay un suero, no hay nada, nada. Todo muy malo (…), sin condiciones de nada, de ningún tipo», lamentó la esposa de este prisionero.

Roque Cordero cumple una sanción de diez años de cárcel por su participación en la protestas del 11 de julio en el municipio de Güines, provincia de Mayabeque.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%