Familia cubana se salva de morir por derrumbe en su casa

Foto: A. Bonne/Facebook

Un susto despertó en medio de la madrugada al cubano Adelth Bonne Gamboa, según indica gracias a esa corazonada él y su abuela están vivos.

Bonne Gamboa indica que a los segundos de levantarse de la cama el techo encima de la cabecera del lecho se desprendió y vino abajo, corrió para socorrer a su abuela de 98 años y llegó a sacarla a tiempo aunque recibió un golpe en la cabeza.

“Tal vez muchos no lo saben pero yo vivo sólo con mi abuela de 98 años y hoy estamos vivos gracias a todo lo que me administra”, comienza contando Adelth Bonne.

Él explica que todo ocurrió en las recientes jornadas de lluvia.

“En estos días de las lluvias en lo que dormía, justo a las 2: 38 am me desperté en la madrugada con una corazonada o algo raro que sentí. No le di importancia y seguí durmiendo”, dice.

“A los cinco minutos sentí como si hubieran tocado la puerta de la casa, un solo golpe, un golpe seco. Me levanté asustado y fui a mirar por la ventana a ver si había alguien y cuando estaba ahí , el techo (no estaba en mal estado aparente) se vino abajo justo en la cabecera de mi cama y la de abuela”, añade.

Adelth Bonne explica que fragmentos del techo cayeron en las camas de él y su anciana abuela “la primera parte cayó en mi cama en lo que yo estaba de camino al cuarto de la ventana. Tristemente no me dio tiempo a levantar a mi abuela antes de que cayera la segunda parte porque todo fue muy rápido y una de las partes del techo le cayó en la cara en lo que yo la paraba de la cama”.

El cubano aclara que no fue nada grave pero el susto que pasaron los dejó muy alterados a ambos: “Gracias a Dios no fue nada grave. Ya ella está bien, sólo con un chichón, eso sí, los dos estábamos súper nerviosos. Pero súper agradecido con todo lo que me administra por avisarme pues como dije ese día: los dos volvimos a nacer”, dice agregando la palabras de la abuela: “Ni morir tranquilo se puede uno aquí”.

La semana anterior otro cubano se salvó de morir cuando un pedazo de un balcón cayó a escasos centímetros de él.

«Juro por mi hija lo que les voy a contar. Acaba de caerme esto al lado, frente a mi trabajo. He nacido ahora mismo», dijo el viernes el  joven cubano Norlis González quien maneja un grupo de Facebook con decenas de miles de seguidores.

«Tal parece que lo venía presintiendo. Hice una publicación sobre esto en la mañana y mira ahora mismo lo que me acaba de pasar», agregó colocando una imagen del escombro que casi le cae encima.

Este domingo el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, en una reunión en la sede del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil informó que las intensas lluvias que afectaron los últimos dos días el occidente y centro de Cuba dejaron unas 750 viviendas afectadas.

Gil Fernández precisó  que los mayores daños están en la vivienda, la agricultura y la electricidad.

La cuenta oficial Presidencia de Cuba detalló en Twitter: «158 mil clientes fueron afectados con el servicio eléctrico, 3200 hectáreas de cultivos dañadas: tabaco, boniato, pepino y calabaza; y 750 viviendas afectadas».

Hasta el sábado las fuertes lluvias causaron 290 derrumbes en varias provincias de Cuba, de acuerdo con la información ofrecida por el diario oficial Granma.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%