Fallece en El Salvador baloncestista cubana Leydis Oquendo

Foto: Prensa Latina

La decestacada baloncestista cubana Leydis Oquendo falleció esta semana en El Salvador a los 40 años, confirmó la agencia estatal Prensa Latina.

Oquendo murió debido a complicaciones asociadas a una reciente operación a la que fue sometida para extraer un fibroma, tras sufrir una trombosis pulmonar postoperatoria.

«La familia del baloncesto cubano está muy triste. Oquendo era una atleta muy carismática, entregada y dispuesta a dar lo mejor en las canchas, dijo en exclusiva con Prensa Latina», indica el reporte.

Nacida en provincia de Camagüey, Oquendo recién terminó su participación en la liga profesional de baloncesto en El Salvador, país en el que estaba contratada de manera independiente.

La camagüeyana formó parte también de la selección cubana a los Mundiales de 2006 y 2014, entre otras competencias internacionales como las Ligas de Argentina y República Dominicana.

Marlene Cepeda, excompañera de equipo de Oqundo, escribió en sus redes sociales que no estaba preparada para “tan duro golpe”.

«No creo todavía esta noticia por ser tan joven y tan pronto», señaló.

Decenas de páginas dedicadas al deporte, amigos y compañeros de la joven han dejado emotivos mensajes de condolencias en las redes sociales tras la muerte de Oquendo.

«Se nos fue Oquendo, la de Cuba. La Universidad del Deporte Cubano lamenta el fallecimiento de la camagüeyana Leydis Oquendo en El Salvador, quien estaba contratada en la liga profesional de baloncesto de ese país centroamericano. Oquendo, otrora integrante de equipos Cuba, recientemente había culminado como líder anotadora del torneo salvadoreño», escribió en Facebook la UDC.

Asimismo, destacaron las declaraciones del especialista en el deporte ráfaga Lázaro Sierra Betanzos quien dijo que «la atleta había sido operada de un fibroma en El Salvador. El proceso postoperatorio trajo múltiples complicaciones para la atleta agramontina».

«Sus dotes como basketbolista desde edades tempranas la llevaron a ser integrante de la selección nacional durante varios años y allí fue escalando paso a paso, hasta convertirse en figura fundamental y por supuesto la máxima figura de su querido Camagüey. Quizás de su vida deportiva se pudiera hablar mucho más, pero quizá sería mejor hablar de sus cualidades como persona. Indiscutible líder de su grupo de atletas. Jovial, disciplinada, amiga y compañera, gente humilde pero de grandes sentimientos y en resumen una gran mujer que hemos perdido», escribió Emilio Maceira.

«Desde hace algunos años estaba radicada en El Salvador de forma independiente junto a su esposo Yohanni Baldo Flores, otro estelar atleta camagüeyano y habían dejado un legado en el basket de ese país. Lamentablemente este último partido no pudo ganarlo, y la vida le jugó una mala pasada. Pero puedes estar segura, que todos los que te conocimos al igual que tus familiares siempre te recordaremos con esa gran sonrisa, tu carácter afable y esa entrega total. Mi más sentido pésame a familiares, amistades y la familia del basket cubano. Descansa en paz querida Leydis», agregó.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%