Fallece el opositor cubano Pablo Moya Delá tras infectarse con una batería en hospital de Santiago de Cuba

La información se dio a conocer a través de las redes sociales en donde se responsabilizó a la dictadura castrista de la muerte del opositor.

Opositor cubano Pablo Moya Delá. Foto: Composición CPEM

El opositor y preso político cubano Pablo Moya Delá murió la noche del jueves tras infectarse con una bacteria en el hospital Clínico Quirúrgico de Santiago de Cuba.

La información se dio a conocer a través de las redes sociales en donde se responsabilizó a la dictadura castrista de la muerte del opositor al régimen, quien llevaba varios días presentando graves condiciones de salud.

Según informó su hijo Daineris Moya García a ADN Cuba, un médico les informó que su papá había adquirido una bacteria en la sala 5B del mencionado hospital de Santiago de Cuba.

Es importante recordar que, Pablo Moya Delá, estaba recluido en la prisión de Boniato en la provincia oriental de Santiago de Cuba desde diciembre de 2020 y tras haber realizado una huelga de hambre de casi 40 días, recibió una medida de libertad extrapenal.

En los últimos días se venía reportando como la salud del activista se estaba agravando ante la negligencia médica en el hospital en el que estaba recluido, situación que venía siendo denunciada por organizaciones políticas como la UNPACU en sus redes sociales.

El último reporte del estado de salud de Pablo Moya, de 65 años, fue que había sido ingresado a terapia intensiva debido a que aún tenía secuelas de la huelga de hambre y de la falta de atención médica que sufrió en la prisión.

Según se conoció, el opositor fue enterrado inmediatamente debido a los protocolos sanitarios de la COVID-19.

“Sabemos quiénes son los responsables y cuando llegue el momento tendrán que pagar por tantos crímenes cometidos, porque mi padre Pablo Moya Delá nunca debió ir a prisión. Familiares y amistades responsabilizamos al gobierno”.

Denunció el hijo del opositor.

Cabe mencionar que, el opositor fue detenido en octubre de 2020 en La Habana, por realizar una protesta pacífica donde exigía el cese de la represión y el abastecimiento en tiendas estatales de insumos de primera necesidad. El cubano padecía de hipertensión y cardiopatía, las cuales se agravaron en la cárcel por la falta de atención médica.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%