Fábrica de cigarros de Ranchuelo opera con equipamiento de hace un siglo

Gran parte de los equipos que continúan explotando en esta fábrica de cigarros de Cuba provienen de Estados Unidos, y otros antes de la nacionalización, importados desde Alemania.

Fábrica de cigarros Ramiro Lavandero / Vanguardia

Desde hace más de un siglo, una fábrica de cigarros de Cuba opera con la misma maquinaria. Si, por más de cien años, el trabajo de producción se ha realizado con el mismo equipamiento que en otros países del mundo ya pertenecería a un museo histórico pero que en Cuba, país cápsula del tiempo, solo es sometida a reparaciones e inventos propios para que continúen andando.

La prensa oficial recoge un reportaje sobre la fábrica de cigarros de Ranchuelo, Ramiro Lavanderos, donde en cada jornada de trabajo deben producir no menos de 6 millones de cigarros para la marca Popular. El equipo que continúan explotando así como la sede en donde trabajan, pertenecen a una época de abundancia y grandes oportunidades para Cuba, páginas del pasado.

Fábrica de cigarros en Cuba opera con equipos de hace un siglo / Composición Cubanos por el Mundo

La nota de Vanguardia, leída con lupa, se siente como un guiño nostálgico a los tiempos de bonanza en Cuba, donde el éxito de la producción de cigarros se viera traducido en la compra de una sede propia, con ampliación piso a piso, que a la fecha se mantiene. Todo ese impulso estuvo hasta la mano interventora del Estado cuando el régimen cubano la nacionalizó en 1960 y el resultado es, sesenta años más tarde, una fábrica que opera con las misma maquinaria que sus fundadores adquirieron hace un siglo.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.