“Va a morir sin haber podido hablar con sus hijos, solo porque alguien no tomó la decisión”, manifestó Noel Álvarez

Miguel Álvarez, ex asesor de Alarcón, junto a dos de sus hijos

El hijo de Miguel Álvarez Sánchez, ex asesor de Ricardo Alarcón, condenado a 30 años de cárcel bajo cargos de espionaje, denunció a través de las redes sociales el complicado cuadro de salud de su padre, quien fallecerá sin poder despedirse de su familia.

“Mi padre tiene cáncer hace ya un tiempo, hace un par de meses lo llevaron desde la prisión de Guanajay, dónde estaba cumpliendo su condena a la Sala de presos del Hospital Nacional, porque su condición, producto de la metástasis ha ido empeorando. Desde un poco antes y teniendo en cuenta que las fronteras están cerradas y sus tres hijos, que vivimos en México, yo desde hace 11 años y mi hermano y hermana hace mucho más tiempo, hemos pedido que nos dejen comunicarnos con él por una llamada telefónica, para poder de alguna manera, ‘despedirnos’”, escribió en Facebook Noel Álvarez, el pasado miércoles.

Condena y silencio

Álvarez Sánchez, un antiguo oficial de la Dirección de Inteligencia cubana, fue arrestado en 2012 junto a su esposa, Mercedes Arce, también agente del DTI. Ambos fueron condenados en diciembre de 2013 a 30 y 15 años de prisión, respectivamente. Ese mismo año, Alarcón fue relevado de su cargo como presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP). Sin embargo, el caso de sus asesores no trascendió en la prensa oficial.

De acuerdo con el portal 14ymedio, sectores bien informados de Miami comentaron —en su momento— que la salida del dirigente estuvo vinculada al arresto de Miguel y su esposa.

En su publicación Noel asegura que el juicio de su padre fue secreto y militar, para que nadie pudiera cuestionar el veredicto.

“Un proceso donde no se presentaron pruebas sobre la culpabilidad de los acusados (…) Ellos, no sólo, nunca han reconocido, ni han aceptado, ninguna de las acusaciones que les hicieron, sino que todo el tiempo hemos estado apelando según lo permite la ley cubana”, señaló. “Hace dos años mi padre le envió una carta al presidente Miguel Díaz-Canel, que no ha tenido respuesta nunca. Hemos hecho múltiples gestiones con todas las instancias políticas y jurídicas de Cuba con un total silencio por respuesta”.

La familia se ha portado bien

Asimismo, sentenció que su familia se ha “portado bien”. Solo han recibido ayuda de amigos muy cercanos —“gente cabal e íntegra”— para desarrollar las pertinentes gestiones.

“No tienen queja de cómo hemos manejado el asunto. No hemos dado entrevistas, a pesar del interés de la prensa sobre el tema. No hemos hecho nada que pueda afectar la imagen de la revolución, pero a la ‘revolución’ eso le ha importado poco. Nadie nos ha dado respuesta. Nos dan la cara funcionarios de base, sin ningún poder de decisión. Nuestras cartas, sabemos que han llegado a los más altos niveles. Siempre y en todos los casos, sin respuesta”.

Por último, el cubano preguntó dónde quedó el humanismo de la Revolución. Sobre todo, con un anciano que podría morir solo en cualquier momento

“Va a morir sin haber podido hablar con sus hijos, solo porque alguien —no sé quién— no tomó la decisión. Es como si esto no estuviera pasando, ¡no existimos! No sé qué otra cosa hacer, que hacer público este tema y aguantarme de expresar la cantidad de adjetivos y calificativos que tengo ganas de escribir. Es una muy oscura página en la historia de los procesos jurídicos dentro de la Revolución, pero como dice el refrán, ‘la mentira puede recorrer mil años, la verdad la alcanza en un día’”.

Toado De Periodicocubano

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.