Expolicía de Hialeah se declara culpable de obligar mujeres a tener sexo con él

WPLG Local 10

Un exsargento de policía de Hialeah, en el condado de Miami-Dade, se declaró culpable de obligar a varias mujeres a tener relaciones sexuales con él mientras estaba de servicio, por lo cual ahora podría cumplir hasta tres años de cárcel.

Agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) se presentaron en el Departamento de Policía de Hialeah con una orden de arresto, en diciembre de 2019, para esposado al expolicía Jesús Menocal Jr. acusado de cargos federales por haber utilizado su cargo oficial con el propósito antes descrito.

El policía enfrentaba el riesgo de ser condenado a cadena perpetua si era declarado culpable del cargo principal de delito grave en un juicio por agresión sexual de derechos civiles programado para este mes, señala un reporte del Nuevo Herald este sábado.

Sin embargo, su suerte cambió luego de haber llegado a un acuerdo de culpabilidad con fiscales federales de Miami, tras lo cual el peligro ahora es de cumplir hasta tres años de cárcel. Los fiscales federales no quisieron discutir el acuerdo.

Fuentes cercanas al caso declararon que el pacto sobrevino ante el riesgo de encausar un proceso basado en testimonios de las víctimas, entre ellas, algunas ex trabajadoras sexuales. Los abogados defensores podían desacreditar a los testigos en el estrado.

Por lo tanto, Menocal se declaró culpable de tres cargos de delito menor durante una audiencia celebrada el viernes por la tarde, ante la jueza de Distrito Kathleen Williams. Al expolicía se le acusaba de despojar a tres de sus víctimas de sus derechos constitucionales civiles.

Los testimonios indican que el exoficial de 34 años las obligó a que le tocaran el pene, le hicieran el sexo oral o tener relaciones, según los archivos judiciales federales. Los tres incidentes forman parte de una serie de acusaciones formuladas entre 2014 y 2015, que incluyen un hecho de presunto sexo oral con una adolescente de 14 años. A esta última la habría amenazado con meterla tras las rejas si no lo obedecía.

La fecha de sentencia se fijó para el próximo 12 de mayo. Los abogados defensores dijeron después del acuerdo de culpabilidad que el ex policía “quiere dejar todo lo sucedido en el pasado” y “seguir adelante con su vida”.

Menocal accedió, como parte del acuerdo de culpabilidad, a entregar su licencia de policía y no volver a solicitar ninguna posición en una agencia del orden público, aunque, con solo una condena por delito menor, podría tener un arma de fuego, y regresar a trabajar en la escuela de entrenamiento en armas de fuego propiedad de su familia. Tampoco tendrá que registrarse como delincuente sexual en el estado de Florida por lo que consta en el estatuto federal de derechos civiles en su caso.

Su padre, Jesús Menocal Sr., es ex jefe de la Policía en Sweetwater. Debido a las acusaciones, a una pesquisa de asuntos internos, y una investigación de la Fiscalía Estatal, el jefe de la Policía de Hialeah Sergio Velázquez, suspendió temporalmente a Menocal con derecho a salario.

No obstante, no lo despidió del cuerpo policial hasta que el FBI arrestó al agente en diciembre de 2019, más de cuatro años después que las víctimas lo acusaran. Menocal conservó todo ese tiempo su arma reglamentaria y su placa, y hasta llegó a recibir un ascenso.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%