Explosiones y coches bombas en las zonas prorrusas de Ucrania acercan el inicio de la guerra

‘Estamos entrando en un terreno que probablemente esté pensado para justificar lo injustificable: un ataque a Ucrania’, advierte la Unión Europea.

El coche bomba en el lugar de la explosión. MILLITARY AGENT / TWITTER

Una coche bomba explotó el viernes cerca de la sede del Gobierno prorruso en Donetsk, ciudad situada en el este de Ucrania y zona controlada por Moscú.

Asimismo, en la madrugada del sábado una fuerte explosión se produjo en Lugantsk, otro territorio afín a Moscú. De acuerdo con diversos reportes en redes sociales, se trataría del oleoducto de Druzhba, algo que al cierre de este reporte no estaba confirmado.

Denis Pushilin, líder de los grupos prorrusos,  señaló que «cuando el enemigo está bombardeando la República, la vida y salud de nuestros ciudadanos está en peligro». Por otra parte, añadió que  «desde hoy se realizará una evacuación masiva centralizada de la población hacia territorio ruso», citó Europa Press.

El propio Pushilin dijo que los primeros en ser evacuados serán los ancianos, las mujeres y los niños. «Se entregará a los evacuados todo lo que necesiten. Se han creado todas las condiciones en los puestos fronterizos para una transición rápida», detalló.

Asimismo, el líder de los rebeldes afines a Moscú en Lugansk, Leonid Pasechnik, recomendó a los residentes allí que abandonen sus casas. «Para prevenir víctimas civiles hago un llamamiento a los residentes que estén alerta», dijo.

Varias organizaciones humanitarias expresaron su preocupación por los recientes bombardeos registrados en el Este de Ucrania y alertaron de que 2,9 millones de personas que viven en ambos lados de la línea de contacto siguen necesitando ayuda humanitaria urgente.

En un comunicado, la ONG Médicos del Mundo y otras organizaciones instaron a alcanzar un alto el fuego duradero, dado que es «la única forma de proteger a los civiles de la violencia» y pidieron a las partes enfrentadas que eviten atacar «escuelas, niños y profesorado».

«Menores, profesores de una guardería y una escuela, sus trabajadores, trabajadores humanitarios y los residentes de Stanytsia Luhanska, Vrubivka y otras zonas se encontraban muy cerca de los lugares atacados, expuestos a un grave riesgo. Algunos edificios residenciales y casas privadas sufrieron también daños colaterales por estos bombardeos», alertaron.

Kiev denuncia que grupos especiales rusos dinamitan edificios en Donetsk

La inteligencia militar de Ucrania aseguró el viernes que tiene información de que fuerzas especiales rusas colocaron explosivos en una serie de instalaciones de infraestructura social en Donetsk, controlada por separatistas.

«Estas medidas tienen como objetivo desestabilizar la situación en los territorios temporalmente ocupados de nuestro Estado y crear motivos para acusar a Ucrania de actos terroristas», dijo la Inteligencia de Defensa del Servicio de Seguridad del Estado de Ucrania, en su cuenta oficial de Twitter, según un reporte de Reuters.

El servicio instó a los residentes de Donetsk a no salir de sus casas y a no usar el transporte público.

Los separatistas respaldados por Rusia anunciaron una evacuación el viernes y sacaron a civiles en autobuses desde las regiones en el este de Ucrania, escalando un conflicto que, según Occidente, Moscú planea usar como justificación para una invasión total de su vecino.

La Unión Europea lanza duras advertencias 

La escalada de tensión en Ucrania tiene en vilo a los europeos, que consideran que la escalada bélica en el Este y la evacuación del Donbás forman parte de una «narrativa de guerra». Asumen que el Ejército ucraniano es el menos interesado en embarcarse en operaciones de provocación. Y el Gobierno que dirige Volodimir Zelenski asegura que sigue comprometido con la vía diplomática y que no ha acometido ninguna operación ofensiva en el Donbás, reportó el diario español Público.

Los europeos creen que las fuerzas secesionistas de la región apoyadas por Rusia están detrás de la última escalada y se escudan en las acusaciones que el Kremlin está haciendo en las últimas horas y días sobre que el Gobierno de Kiev está cometiendo un «genocidio» en el Donbás.

«La violencia debe parar. La narrativa tóxica debe parar. Estamos entrando en un terreno bélico que probablemente esté pensado para justificar lo injustificable: un ataque a Ucrania. Lo que está ocurriendo son provocaciones para provocar o justificar un ataque», dijo una alta fuente europea que no fue identificada.

Emmanuel Macron, presidente de Francia, pidió el alto a los bombardeos en el Este ucraniano y demandó a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) que investigue los ataques de las últimas horas.

«La situación en el Donbás es muy preocupante en la últimas horas. Los actos que violan el alto el fuego se multiplican», alertó durante una rueda de prensa en la capital comunitaria.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%