Exiliados cubanos protestan frente a la sede central de la agencia CubaMax Travel en Hialeah, pero sus dueños insisten en no tener relación con Díaz-Canel

Decenas de exiliados cubanos se plantaron en la tarde de ayer frente a la sede principal de la agencia de envíos Cubamax Travel en la ciudad de Hialeah, pues sus dueños se encuentran envueltos en una tremenda polémica, luego que circularan en las redes sociales documentos que probarían sus supuestos vínculos con el Gobierno de Miguel Díaz-Canel.

Abierta en el 2001, al dueño principal de Cubamax se le vincula familiarmente con el actual mandatario cubano, del que se dice que es su primo hermano. Esto los beneficiaria para convertirse en la agencia más conocida de envíos a Cuba, gestión de pasajes y tramitación de pasaportes.

“¡Cierren Cubamax, cierren Cubamax!”, era el grito que se escuchaba entre los manifestantes, quienes portaban banderas cubanas y carteles pidiendo libertad para Cuba.

En horas de la mañana de ayer, dos de las oficinas de Cubamax amanecieron con pintadas de la esvástica nazi y carteles donde los acusaban de comunistas. Fuentes cercanas a la empresa comentaron a nuestra redacción que los dueños se habían comunicado con la policía para solicitar protección en sus sedes, pues temían ser foco de actos vandálicos.

Los dueños de Cubamax Travel publicaron un comunicado en sus redes sociales en el que anuncia que demandarán judicialmente a los responsables de las “falsas, mal intencionadas e irresponsables calumnias” publicadas en su contra en las redes sociales.

Además de negar ser familia de Díaz Canel y recibir órdenes del Gobierno cubano, la empresa se desligó de las acusaciones de haber suministrado al Gobierno cubanos los chalecos antimotines y otros equipos con los que fueron visto las tropas especiales de choque actuando frente a quienes protestan en Cuba desde el pasado 11 de julio.

La empresa anunció que emprenderá demandas legales en contra del “youtuber” Alexander Otaola y otras personas responsables de “tales difamaciones”.

“Queremos aclarar que no existe vínculo familiar alguno entre los dueños de Cubamax Travel y el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ni Cubamax recibe órdenes directas o indirectas del Gobierno de Cuba como alegó en su programa el youtuber”, indica el comunicado.

Medios locales publicaron fotografías tomadas este lunes de un establecimiento de Cubamax Travel en Hialeah, una de las ciudades del condado Miami-Dade, con dos grandes cruces gamadas, el símbolo de los nazis, dibujadas en rojo sobre una cristalera cubierta de avisos comerciales.

El comunicado indica que la “falsa información” ha proliferado en unas redes sociales “caldeadas por las recientes manifestaciones populares que ocurrieron en Cuba” con el “objetivo de afectar y sabotear el trabajo de 20 años e incitar la violencia contra nuestra compañía, directivos, empleados y sus familiares”, indica.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.